miércoles, agosto 10, 2022

¿Qué es Pegasus y a qué otros políticos mundiales ha espiado?

El espionaje a través de este virus se destapó por primera vez en 2021 gracias a una investigación periodística

El programa Pegasus, un malware de ciberespionaje, ha sido utilizado incluso para espiar a varios políticos de relieve internacional, tal y como desveló una investigación periodística de 2021 coordinada por la organización francesa Forbidden Stories con apoyo técnico de Amnistía Internacional (AI).

El consorcio afirmó de hecho que uno de los móviles del presidente francés, Emmanuel Macron, figuraba en una lista de objetivos de este sistema de espionaje, junto al expresidente de la Comisión Europea Romano Prodi y al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, este cuando ejercía de primer ministro belga.

Los teléfonos móviles del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, fueron sometidos a escuchas «ilícitas y externas» por el sistema de ciberespionaje Pegasus, según dos informes técnicos del Centro Criptológico Nacional de los que ha informado el propio Ejecutivo español.

¿Qué es Pegasus?

El programa Pegasus es un programa malware de ciberespionaje que se instala en dispositivos móviles y es capaz de recopilar toda la información contenida en el aparato espiado, del que toma el control casi por completo, sin que el usuario lo sepa.

El programa llega al titular desde un falso correo, un mensaje de texto o una videollamada perdida en redes sociales, como WhatsApp, en el que le incita a entrar a una dirección con algún tema de su interés, desde la que es infectado.

Desarrollado por la empresa israelí NSO Technologies, fundada en el año 2010 por antiguos miembros de los servicios de la inteligencia israelí, solo lo venden a gobiernos y los servicios de seguridad de éstos para combatir el crimen y el terrorismo.

La primera filtración sobre su uso se tuvo en 2017, aunque la primera alerta sobre éste ya se produjo un año antes.

El informe de 2021 con 50.000 teléfonos objetivos

En el verano de 2021, una investigación periodística global desveló que Pegasus había sido utilizado por Gobiernos de todo el mundo, desde Arabia Saudí hasta México, para espiar a activistas, defensores de derechos humanos, periodistas y políticos.

Unas 50.000 personas fueron identificadas como potenciales objetivos de este programa, entre ellos hasta 180 periodistas dedicados a investigar casos de corrupción o violaciones de derechos humanos y del que no escaparon tampoco algunos dirigentes.

Macron y ministros franceses

El consorcio afirmó de hecho que uno de los móviles del presidente francés, Emmanuel Macron, figuraba en una lista de objetivos de este sistema de espionaje, e implicaba a Marruecos como cliente de esa compañía.

En septiembre de 2021, el sitio de información Mediapart extendió el presunto espionaje a cinco ministros franceses, aunque los análisis técnicos no pudieron determinar si los móviles fueron realmente infectados o si únicamente fueron objeto de una identificación para una posterior tentativa de utilización.

Al margen de Francia, el expresidente de la Comisión Europea Romano Prodi también figuraría entre los presuntos espiados por Pegasus, así como el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel. En este último caso, el seguimiento habría tenido lugar cuando el político todavía era primer ministro de Bélgica, indicó el diario belga Le Soir, que colaboró con el consorcio.

El caso catalán

Uno de los últimos casos de supuesto espionaje por Pegasus es el revelado por el semanario estadounidense The New Yorker, en abril de 2022, con datos de The Citizen Lab, y según el cual más de sesenta dirigentes independentistas catalanes, en su mayoría, y vascos, habrían sido víctimas del programa.

Entre los investigados, el presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, los expresidentes Quim Torra y Artur Mas, y el entorno de Carles Puigdemont. El supuesto espionaje coincidió con los años más convulsos en Cataluña, cuando el Gobierno catalán convocó en 2017 un referéndum de secesión declarado ilegal por el Tribunal Constitucional.

El caso español era calificado por Citizen Lab como el de mayor envergadura hasta ahora analizado, por encima de ataques como los dirigidos hacia periodistas de Al Jazeera (36 víctimas) o a disidentes en El Salvador (35 víctimas).

Fuente: EFE.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel