jueves, mayo 6, 2021

PSOE y PP se culpan mutuamente del fracaso de la negociación para renovar el CGPJ

El PP califica de «ilegal» la propuesta de nombramiento del juez José Ricardo de Prada, mientras que los socialistas hablan de «vetos»

Tras romper ayer la negociación para renovar el Poder Judicial, el PP considera que «en este momento» hay «dificultades» que hacen «imposible» cualquier acuerdo y acusa al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de «sacrificar la Justicia» para «reforzar su coalición de Gobierno».

Dos son los nombres que para el PP impiden el pacto: el de Victoria Rosell, actual delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, porque supone «permitir puertas giratorias» entre la política y la justicia, y el juez José Ricardo de Prada, que juzgó la primera etapa de Gürtel, porque el PSOE lo propone para el turno de juristas de prestigio pese a ser un magistrado en activo.

El exmagistrado, consejero madrileño y responsable de Justicia del PP, Enrique López, ha puesto rostro al desencuentro en declaraciones remitidas a los periodistas: «Las peleas de coalición entre Sánchez e Iglesias han hecho descarrilar el acuerdo de renovación del CGPJ; en este momento existen dificultades que hacen imposible alcanzar cualquier tipo de acuerdo», ha afirmado López en un vídeo enviado a los medios.

López ha defendido que «en política la coherencia lo es todo y el PP es coherente» con sus condiciones para pactar: «Despolitizar el órgano de Gobierno de los jueces y reforzar la percepción de independencia del poder judicial español».

Así, el PP no acepta a Rosell al considerar que proponerla como vocal supone permitir «puertas giratorias entre política y justicia», por lo que su elección es «contraria con el objetivo de despolitizar».

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, ha pedido en Twitter a Rosell que «salga, por favor, de la puerta giratoria» y ha ironizado diciendo que se tiene «en muy alta estima» por relacionar su veto con la «anticorrupción» y el «feminismo».

En el caso del juez De Prada, el PP habla «de ilegalidad» porque al no haber sido propuesto por sus compañeros en el turno de los doce vocales jueces, debería ir en el de juristas de reconocido prestigio, «una clara ilegalidad» a ojos del PP, que considera que además se menosprecia » a catedráticos, fiscales, abogados, que son los que tienen reservado este turno».

El PSOE habla de «vetos»

Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este viernes al PP que «recapacite» en su actitud de mantener lo que considera «vetos» para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y ha afirmado que su bloqueo «no se entiende» después de haber logrado un pacto en RTVE.

En rueda de prensa en el Palacio de La Moncloa, Sánchez ha apuntado que «hace falta más coraje el acuerdo que para el enfrentamiento» y ha considerado que si es «imprescindible» el acuerdo para el CGPJ, lo es más en un momento en que la sociedad está «exhausta» por los estragos causados por la pandemia.

El jefe del Ejecutivo apuesta así no solo por renovar el órgano de gobierno de los jueces, sino también los demás órganos constitucionales y ha hecho hincapié en que el Gobierno ha sido «flexible», ha planteado «alternativas» y ha demostrado que es posible el consenso al renunciar a planteamientos iniciales, como ha sucedido con el Consejo de Administración de RTVE.

Artículos relacionados