martes, mayo 21, 2024
martes, mayo 21, 2024

PSOE, PP y Vox vuelven a rechazar la regulación del cannabis

Hace ocho meses, la subcomisión de Sanidad del Congreso ya consensuó una regulación para el cannabis terapéutico

El Congreso ha rechazado, por segunda vez en esta legislatura, la regulación integral del cannabis para su uso terapéutico y recreativo, al votar PSOE, PP, Vox y Foro en contra de la toma en consideración de la Proposición de Ley de ERC, que, en cambio, sí ha concitado el apoyo de Unidas Podemos y del resto de la izquierda, además de PNV y Cs.

Al esgrimir sus argumentos, la diputada de ERC Marta Rosique ha afirmado que el consumo de cannabis «ha sido, es y será una realidad a pesar de que algunos pretendan esconderla debajo de la alfombra», y ha asegurado que la propuesta de su partido persigue conseguir «menos consumo, más control y menos mafias». Hace año y medio, el Congreso debatió otra iniciativa similar, esta vez de Más País, que también fue rechazada por PSOE, PP y Vox y apoyada por el resto de la izquierda y Unidas Podemos, lo que visibilizó la diferencia de criterios en este asunto entre los socios de Gobierno.

Según Rosique, las detenciones por tráfico de drogas han aumentado un 30% entre 2006 y 2020, y de éstas casi la mitad se debe al cannabis. El tráfico de marihuana es la tercera actividad criminal en el Estado español, por detrás del hachís y la cocaína. Con estos datos, desde ERC han advertido de que «cuando no hay ley se impone la de la selva». Y ha subrayado que la Proposición de Ley va más allá al recoger el fin de la inseguridad jurídica de las asociaciones cannábicas, la tributación de las actividades asociadas y una reducción notable de la economía sumergida.

Por su parte, el diputado del PSOE Alfredo Sancho ha diferenciado entre el cannabis de uso medicinal y el recreativo, y tras ser instado por el diputado de Cs, Guillermo Díaz, «a ser valiente», ha respondido que «el valor es el lugar intermedio entre la cobardía y la temeridad». El diputado socialista se ha referido a la Encuesta sobre el Alcohol y otras Adicciones en España (EDADES) 2022, en la que dice que solo el 33% de la población está a favor de la regulación mientras que el 73% está por endurecer las penas.

También se ha referido a la subcomisión de Sanidad del Congreso, que hace ocho meses logró consensuar una regulación para el cannabis terapéutico, aunque la mayoría de los grupos han criticado que las resoluciones de ese dictamen aún no se han puesto en marcha.

Desde el PP, el diputado Eduardo Carazo ha pedido a los socialistas que «no cedan ante los radicales de su Gobierno» como ya lo hicieron ante la ley del ‘solo sí es sí’ y les ha instado a decir no a un consumo que destruye familias y sociedades.

También desde Vox el diputado Juan Luis Steegmann ha incidido en los «daños mentales y físicos» que produce el cannabis, que lleva a más consumo de alcohol y otras adicciones, «y aumenta en un 50% los suicidios».

Por el contrario, la diputada de Unidas Podemos Lucía Muñoz ha calificado como «bastante pobre» el discurso de la derecha de que el cannabis «es una droga mala y por eso hay que prohibirla» y lo ha comparado con el que «la extrema derecha utiliza para estar en contra del aborto».

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores