martes, agosto 9, 2022

Primer debate andaluz: Moreno juega a no cometer errores en medio de las acometidas de la izquierda y de Vox

Macarena Olona protagonizó el momento más tenso de la noche con un encendido ataque al «feminismo de Irene Montero»

El candidato del PP a la reelección en la Junta, Juanma Moreno, esquivó este lunes por la noche el cuerpo a cuerpo y las refriegas dialécticas con la izquierda y con Vox en el debate de TVE, en el que ha renovó su intención de gobernar en solitario, al igual que Juan Espadas (PSOE), este último sin descartar un gobierno progresista de coalición.

Espadas apuntó sus críticas en la mayoría de ocasiones al presidente andaluz, mientras que el socio de Gobierno de Moreno, Juan Marín (Ciudadanos), centró sus reproches fundamentalmente en Vox.

La candidata de la formación verde, Macarena Olona, fue la más dura en sus intervenciones con un discurso más ideológico que de propuestas, en el que buscó principalmente a Moreno y Espadas, aunque también tuvo encendidas discusiones con Marín y con la candidata de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez.

En la izquierda, Inmaculada Nieto (Por Andalucía) y Rodríguez pusieron el foco en la, a su juicio, degradación de los servicios públicos, con las rebajas fiscales y las políticas «antisociales» del Gobierno andaluz de PP y Ciudadanos.

En materia de pactos, ni Moreno ni Olona se posicionaron sobre un posible acuerdo, aunque el presidente ha dejado claro que él quiere gobernar en solitario y ha advertido de que la otra opción liderada por Espadas es un «gobierno Frankenstein» de ocho partidos. Espadas le respondió que prefiere esa película a la de El exorcista, en alusión a Vox.

Marín fue el más claro y aseguró que sólo pactará con el PP, mientras que Nieto se mostró abierta al gobierno de izquierdas de coalición y Teresa Rodríguez no concretó qué haría su partido.

El candidato popular trató durante el debate de situarse en el centro político, aludiendo a las críticas a su izquierda y su derecha: «Es evidente que soy el hombre de moda, el receptor de todos los palos. A mi derecha y a mi izquierda van a coincidir en numerosas ocasiones, igual que en el Parlamento y tumbando los presupuestos».

Moreno y Marín, que compartieron gobierno esta legislatura, no entraron en debate entre ellos y optaron por defender la gestión en la Junta, con críticas a la anterior época socialista. Tampoco hubo ningún enfrentamiento entre los partidos de izquierda, que dirigieron todas sus críticas a las formaciones del gobierno o a Vox.

El presidente andaluz del PP se esmeró en ligar en varias ocasiones a Espadas con las etapas anteriores de Manuel Chaves o José Antonio Griñán, condenados por la trama de los ERE, pero también recibió varios recordatorios del socialista y de Inmaculada Nieto de su etapa como secretario de Estado de Asuntos Sociales y de los «recortes» en dependencia.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel