lunes, septiembre 27, 2021

PP y Vox se enzarzan en un agrio enfrentamiento a pesar de liderar las encuestas frente a Sánchez

La declaración de «persona non grata» de la Asamblea de Ceuta a Santiago Abascal, con abstención del PP, ha roto las relaciones entre ambos partidos

Partido Popular y Vox alcanzan el punto más bajo de sus relaciones como mínimo desde la moción de censura que el partido verde presentó en octubre de 2020. En aquella ocasión, el líder del PP, Pablo Casado, se destacó con un discurso inusitadamente duro contra los de Abascal, un tono que sorprendió a Vox y que inició las hostilidades entre ambas formaciones de derecha.

Desde entonces los dos partidos, con sus altos y bajos, han centrado sus esfuerzos en hacer oposición al Gobierno de Pedro Sánchez, una labor que los ha colocado en buena posición en las encuestas. Y es que prácticamente todos los sondeos, a excepción del CIS de José Félix Tezanos, sitúan a Casado con mayoría absoluta con el apoyo de Abascal.

Sin embargo, el momento dulce de la oposición se ve ahora amenazado por una abstención. El PP de Ceuta, liderado por Juan Jesús Vivas, no se opuso a una moción que pedía declarar a Santiago Abascal «persona non grata» en la ciudad autónoma. La Mesa de la Asamblea de Ceuta, además, de mayoría del PP, se mostró contraria este martes a siquiera debatir la revocación de la declaración sobre el líder de Vox.

Esto ha llevado a la formación verde a declarar «rotas» sus relaciones con los populares al considerarlos «colaboradores necesarios» en el ataque a su líder. Desde Vox han exhortado a que la dirección nacional del PP desautorice a sus representantes ceutíes, pero las reacciones desde Génova han sido ambivalentes.

Por una parte, Andrea Levy, miembro del Comité de Dirección de los populares, aseguró este domingo que «el PP está siempre, siempre y siempre en contra de los señalamientos y de los cordones sanitarios a los partidos políticos. Estamos en contra de declarar persona non grata a nadie, es una herramienta de superioridad moral de la izquierda y es deleznable». En parecidos términos se ha expresado el propio Pablo Casado, que ha afirmado que «el PP nunca ha levantado cordones sanitarios».

Sin embargo, el portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida, si bien dijo que «Abascal no es una ‘persona non grata'» y que «este tipo de señalamientos excede la discrepancia en política», tampoco dudó en afirmar: «Yo soy muy de Juan Vivas. Ojalá hubiera muchos más Juan Vivas en Ceuta, y menos declaraciones incendiarias», dijo en alusión al momento en que Abascal habló de «promarroquíes» y «quintacolumnistas» durante la crisis con Marruecos en Ceuta.

En medio de este cruce de declaraciones, Vox ya ha dejado en el aire sus apoyos al PP en ayuntamientos y comunidades autónomas. De sus votos dependen los gobiernos populares en la Comunidad de Madrid, en Andalucía, en Castilla y León, en Murcia y en la propia Ceuta.

Mientras tanto, Sánchez sigue gobernando en silencio, movido por la máxima napoleónica: «Nunca interrumpas a tu enemigo cuando está cometiendo un error».

Visita nuestro canal de YouTube

Artículos relacionados