Piratas españoles: Los Primeros y los Últimos

Arribaron a La Coruña donde, con papeles falsos, vendieron las mercancías obtenidas de su rapiña poniendo rumbo a Cádiz para disfrutar de un dorado retiro