martes, agosto 16, 2022

Oltra se niega a dimitir tras su imputación: «Es una cacería que parte de la extrema derecha»

Ximo Puig se niega a cesar a su vicepresidenta y afirma que la imputación no afectará «en absoluto» a su pacto de gobierno con Compromís

La vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, Mónica Oltra, ha rechazado este viernes dimitir tras haber sido imputada por la gestión de su Consejería en los abusos a una menor tutelada por parte de su exmarido.

Preguntada por la ocasión en que le dijo al expresidente valenciano Francisco Camps (en aquel momento imputado y posteriormente absuelto de todos los cargos) que ella «se iría a su casa» en caso de ser imputada, Oltra ha tratado de hacer malabarismos dialécticos diciendo que ella «siempre he desvinculado las imputaciones de las líneas éticas».

Oltra ha calificado de odiosa la comparación de su situación con «el comportamiento corrupto del PP», y ha dicho que ella ha actuado con «total transparencia y lealtad parlamentaria» dando todas las explicaciones posibles, y que siempre ha desvinculado las imputaciones de las líneas éticas.

«Soy coherente y lo seguiré siendo y esta es una postura ética, estética y política, no es personal», ha afirmado en respuesta a los periodistas en la rueda de prensa posterior al pleno del Gobierno valenciano, donde ha insistido en que se trata de una «cacería de la extrema derecha» y ha afirmado que esa gente «no puede ganar».

Así lo ha manifestado su primera comparecencia pública después de que este jueves el Tribunal Superior de Justicia valenciano anunciara que tendrá que declarar el 6 de julio, en calidad de investigada, por presuntamente haber encubierto los abusos de su expareja.

La oposición pide la dimisión de Oltra

Con la noticia de la imputación, la oposición en bloque ha exigido la dimisión inmediata de Oltra o, en su caso, que el presidente de la Generalidad, Ximo Puig, la cese.

El presidente del PP en la Comunidad Valenciana, Carlos Mazón, afirmó este jueves que espera que Mónica Oltra «no llegue a mañana» [por este viernes] siendo portavoz, vicepresidenta del Consell y responsable de la tutela de los menores valencianos, tras su imputación. Mazón dijo que Oltra no puede seguir «ni un minuto más» en sus cargos, «por dignidad, por sentido común y por no perjudicar» a la Generalitat.

También desde Ciudadanos han pedido la salida de Oltra. Su líder nacional, Inés Arrimadas, pidió este jueves su dimisión inmediata. Además, el portavoz de los naranjas, Edmundo Bal, ve «vergonzoso» que el PSOE la mantenga. «Ya basta», ha subrayado Arrimadas a través de las redes sociales al señalar que la situación de la vicepresidenta «es absolutamente insostenible» y debe dejar el cargo, y si no dimite, el presidente, Ximo Puig, debe cesarla, ha subrayado.

En parecidos términos se ha expresado Vox, que también exige a Puig que cese a Oltra «inmediatamente».

Por alusiones, el president de la Generalitat, Ximo Puig, se limitó este jueves a mostrar su respeto a la Justicia y el deseo de que todo se aclare. El mandatario socialista insistió en que el caso se trata de «una cuestión puntual» que se va a observar «como siempre, desde el respeto a la Justicia».

Preguntado sobre si esto puede afectar a su gobierno de coalición con Compromís, ha respondido que «no, en absoluto».

«De muy dudosa legalidad»

La decisión del TSJCV de incoar diligencias previas, que era esperada después de que la Fiscalía respaldara la investigación de Oltra y le atribuyera los posibles delitos de prevaricación, abandono de menores y omisión del deber de perseguir delitos, pretende investigar si la «sospecha inicial» de una posible actuación concertada tiene «entidad suficiente».

El auto señala que los diferentes trámites seguidos en la Consejería que dirige Oltra sobre este caso, si se valoran en su conjunto, hacen pensar que han sido elaborados «con un propósito muy concreto» y «de una muy dudosa legalidad». Dicho propósito, añade al auto, sería «beneficiar la situación procesal del -entonces- marido del Oltra, o bien sencillamente tratar de proteger la carrera política de esta, aun cuando ello se hiciera en perjuicio de una menor tutelada por la Conselleria de Igualdad».

Los abusos por los que el exmarido de Oltra fue condenado a cinco años de prisión en diciembre de 2019 se produjeron a finales de 2016 y principios de 2017. La menor los comunicó a una trabajadora del centro de menores en febrero de 2017, si bien hasta cuatro meses después, cuando la chica lo comentó a un Policía que acudió al centro por otro motivo, no se trasladó a la Fiscalía.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados