jueves, marzo 4, 2021

Nuevo récord de fallecidos por Covid-19 en Reino Unido: 1.610 muertes en 24 horas

Registra, en cambio, 33.355 casos positivos, menos de la mitad de la cifra máxima de 68.053 el 8 de enero

El Reino Unido ha alcanzando este martes su récord diario de fallecimientos por covid-19, al registrar otras 1.610 muertes relacionadas con la enfermedad en las últimas 24 horas, 599 muertes más que este lunes.

La de este martes es la cifra más elevada desde que estalló la pandemia del coronavirus, según datos oficiales divulgados. El anterior récord de casos se había dado el pasado miércoles cuando se registraron 1.564 casos. El récord coincide justo con el anuncio de la Oficina Nacional de Estadística (ONS) de que uno de cada ocho ciudadanos británicos había tenido la enfermedad durante el pasado mes de diciembre. Ese dato implica un total de 5,4 millones de personas según el nuevo estudio colaborativo recogido por los medios británicos.

El Secretario de Salud y Atención Social, Jonathan Ashworth, ha publicado un tuit en relación a los últimos datos conocidos: «Horrible. Horrible. Devastador. Y no tenía por qué ser así».

Sin embargo, los casos han descendido por cuarto día consecutivo y se encuentran en su punto más bajo desde el 27 de diciembre. El organismo público sanitario Public Health England ha comunicado 33.355 nuevos contagios por coronavirus, una cifra inferior a la notificada este lunes, de 37.535 y que confirma la tendencia descendente de las últimas semanas. Los contagios han descendido notablemente desde la primera semana del año, cuando se alcanzó el pico de contagios con más de 60.000 casos diarios registrados.

En un comunicado, la fuente oficial ha indicado además que hasta la fecha un total de 4.266.577 ciudadanos de este país ha recibido ya la primera dosis de la vacuna contra la covid-19, lo que supone un incremento de 204.076 frente a las cifras difundidas ayer.

El Gobierno de Boris Johnson ha endurecido las restricciones a raíz del drástico repunte de los contagios del último mes, que ha llevado los datos de contagios y hospitalizados a niveles sin precedentes, especialmente en el caso de Inglaterra. También otras administraciones británicas han optado por medidas similares, como es el caso de Escocia, cuya ministra principal, Nicola Sturgeon, ha anunciado una ampliación de las restricciones hasta mediados de febrero.

Los comercios no esenciales seguirán cerrados hasta entonces en Escocia, mientras que la mayoría de los alumnos mantendrán la enseñanza a distancia en lugar de presencial. «Tenemos que ser realistas», ha dicho Sturgeon, que teme un rápido cambio de tendencia si se levantan las medidas antes de que la situación comience a estar más controlada.

 

- Publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -