lunes, abril 15, 2024
lunes, abril 15, 2024

Nueve países de la OTAN reclaman el envío urgente de más armamento pesado a Ucrania

Aumenta la presión sobre Alemania para que permita que otros países que disponen de carros Leopard en activo los destinen a Ucrania

Ministros de Defensa y representantes de diez países de la OTAN reclamaron este jueves el envío urgente a Kiev de más armamento pesado, incluidos tanques, en una reunión previa a la del Grupo de Contacto para Ucrania que tendrá lugar el viernes en la base estadounidense de Ramstein (Alemania).

La reunión tuvo lugar en Estonia, país que, como el resto de los Estados bálticos y Polonia, ha venido pidiendo a sus socios europeos un mayor compromiso con la defensa de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, en febrero de 2022.

La aportación de Estonia: 370 millones de euros

Durante el encuentro, el gobierno estonio anunció el envío de otros paquete de armas de artillería pesada de 155 mm y 122 mm y de munición, así como cientos de lanzagranadas antitanque, por valor de 113 millones de euros.

Con ello, la contribución de Estonia a Ucrania asciende a 370 millones de euros o el 1% del producto interior bruto (PIB) de ese país báltico, según un comunicado.

En una rueda de prensa desde la base militar de Tapa, el ministro de Defensa estonio, Hanno Pevkur, declaró que si la Unión Europea (UE) aportara la misma proporción de su PIB en ayuda militar a Ucrania, ésta ascendería a 150.000 millones de euros.

Uno de los temas que se espera se aborde en la reunión del Grupo de Contacto en Ramstein es el suministro a Ucrania de modernos carros de combate occidentales, como el «Leopard 2» de fabricación alemana.

Se considera que la reunión de Estonia ejercerá cierta presión sobre Alemania para que permita que otros países que disponen de carros Leopard en activo los destinen a Ucrania. Cualquier envío de estos blindados a un tercer país debe ser autorizado por el Gobierno de Berlín.

Alemania se ha negado hasta ahora a autorizar la entrega a Ucrania de los Leopard de otros países de la OTAN y afirmado que tal decisión solo puede adoptarse «en coordinación» con los aliados. En medios alemanes se ha avanzado que podría levantar este veto si Estados Unidos permite el envío de sus tanques Abrams, que se considera que requieren más entrenamiento y apoyo que los Leopard.

El secretario de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, afirmó en Tapa que su país estaba dispuesto a entregar Challenger a Ucrania, junto con vehículos blindados de combate y grandes suministros de munición. Wallace también dijo que el Reino Unido entregaría 600 misiles antiblindados Brimstone a Ucrania, además del paquete anunciado a principios de esta semana.

«El compromiso de Tallin»

Los ministros de Defensa de Estonia, Reino Unido, Polonia, Letonia y Lituania y los representantes de Dinamarca, República Checa, Alemania, Países Bajos y Eslovaquia publicaron una declaración conjunta denominada «El Compromiso de Tallin».

«Juntos seguiremos apoyando a Ucrania para que pase de resistir a expulsar a las fuerzas rusas de suelo ucraniano», afirmaba el documento, difundido por el Ministerio de Defensa de Estonia.

La declaración añadía que «el nuevo nivel de combate requerido solo se consigue mediante combinaciones de carros de combate, sistemas de defensa antiaérea y antimisiles, operando junto a grupos de artillería, así como elementos de alta precisión para apuntar a la logística y mando rusos en territorio ocupado».

Algunos de los firmantes del documento no asistieron a la reunión en Estonia por circunstancias diversas. Tanto la ministra letona de Defensa, Ināra Mūrniece, como su colega polaco, Mariusz Błaszczak, quedaron retenidos en Varsovia, donde ambos se encontraban, a causa del mal tiempo

El Grupo de Contacto para Ucrania

A el Grupo de Contacto para Ucrania, integrado por los aliados occidentales de Kiev, acuden el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, y el ministro de Defensa ucraniano, Oleksii Reznikov, así como a sus homólogos de Alemania, Reino Unido y Polonia, entre otros.

La cita está precedida por la reclamación por parte de ucrania de los «Leopard» de fabricación alemana, expresada en un comunicado conjunto de Reznikov junto con el ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro kuleba. El texto agradecía explícitamente la decisión de Reino Unido de transferir un escuadrón de blindados Chanllenger 2, aunque advertía que este aporte «no es suficiente» frente a la «ventaja cuantitativa sustancial en tropas, armamento y equipos» de Rusia.

Kiev llamaba a los Estados que disponen de Leopard 2 a sumarse a esos suministro y enumeraba a Alemania, Canadá, España, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Noruega, Polonia, Suecia y Turquía, entre otros.

En una entrevista este jueves a la televisión pública ARD, el propio presidente Volodímir Zelenski, insistía en su demanda: «Vosotros podéis seguir hablando durante seis meses de ello, pero en mi país cada día mueren personas», afirmó el líder ucraniano.

«Si disponéis de ‘Leopards’, dádnoslos», insistió Zelenski, para rechazar la argumentación del gobierno alemán de que no se adoptará una decisión en solitario, sino en consenso con sus aliados: «Los ‘Leopard’ no circularán por la Federación Rusa. Son para defendernos», afirmó.

La reunión en Ramstein, la mayor base militar estadounidense en Europa, se abrirá a las 08.00 GMT y está previsto que Austin comparezca ante los medios sobre las 14.30 GMT.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores