domingo, abril 14, 2024
domingo, abril 14, 2024

Nicaragua: denuncian que el régimen de Ortega toma como rehenes a las familias de los opositores

«Estamos ante una evidente decisión de aniquilamiento política y físicamente» de los disidentes, señala una ONG pro derechos humanos

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) denunció este viernes que el Gobierno del presidente Daniel Ortega está tomando como «rehenes» a familiares de los disidentes sandinistas, con el fin de obligarlos a que entreguen a sus parientes.

«Este comportamiento delincuencial no tiene precedentes en la historia, no es característico de ninguna dictadura, posee los ribetes de un secuestro donde el secuestrador se apodera de víctimas inocentes, las toma como rehenes para lograr capturar a la persona a quien quiere secuestrar», señaló el Cenidh en una declaración pública.

Ese organismo, crítico con el Gobierno de Ortega, aseguró que «en las últimas semanas» ha dado seguimiento y «documentado un nuevo patrón represivo del régimen Ortega Murillo en contra» del movimiento político Unión Democrática Renovadora (Unamos), antiguo Movimiento Renovador Sandinista (MRS), que incluye a sus familiares. «A nivel nacional se ha desatado una estrategia de acoso, persecución, amenazas, e incluso detenciones arbitrarias de integrantes del partido y sus familiares», sostuvo.

Para el Cenidh, las detenciones de familiares desvinculados de la política «supera la gravedad delictiva del secuestro extorsivo, que, según el Código Penal, es cuando se exige un rescate o cualquier utilidad monetaria». «En este caso el régimen está exigiendo la vida, la integridad y seguridad de seres humanos inocentes, por eso toma como rehenes a los familiares de las víctimas a las que está criminalizando para capturarlas, masificando la victimización y violándoles el derecho a la libertad individual, la integridad personal, física y psicológica, el derecho a la presunción de inocencia, entre otros», advirtió.

Para el Cenidh, las detenciones de los familiares de opositores «no es una persecución coyuntural» de cara a las elecciones municipales de noviembre próximo, sino que «estamos ante una evidente decisión de aniquilamiento política y físicamente» de los disidentes.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores