martes, marzo 9, 2021

Narcotráfico en México: una guerra perdida

El narcotráfico es una dura realidad que lleva más de doce años golpeando a México. A la producción y venta de droga se le suma las preocupante estadísticas de homicidios, secuestros y desapariciones. Una ola de crímenes que se ha desatado entre los cárteles, por el control del territorio y las rutas de comercio de drogas en diferentes estados del país. 

Aunque la producción y consumo de drogas en México, especialmente las derivadas de la amapola y la marihuana, se remontan a finales del siglo XIX, no es hasta después de la Segunda Guerra Mundial cuando cobran más notoriedad.

La denominada “guerra contra el narcotráfico” se inició en diciembre de 2006, cuando Felipe Calderón, por entonces presidente del país norteamericano, envió a más de 6.500 soldados mexicanos al estado de Michoacán para contener a las organizaciones dedicadas al tráfico de droga. El objetivo oficial era detener o eliminar a los líderes de los cárteles para que estos cayeran, pero muchos lo consideraron una operación deliberada para despoblar comunidades por sus recursos naturales. Durante su mandato, aproximadamente, 70.000 personas fueron ejecutadas de forma violenta, el número de cárteles aumentó y el tráfico de drogas continuó.

Enrique Peña Nieto, presidente de 2012 a 2018, continuó la lucha contra los cárteles iniciada por Calderón. Capturó a 96 narcotraficantes y abatió a 14. El caso más sonado fue la detención de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, jefe de una de las organizaciones de narcotráfico más poderosas de México, el cártel de Sinaloa. Pese a estos resultados, quedó demostrado que los cárteles no desaparecen sin sus líderes, sino que los sustituyen o luchan entre sí. Desde el inicio de la guerra hasta finales de 2018, se han producido más de 250.000 homicidios y alrededor de 38.000 desapariciones.

El actual presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, hizo las siguientes declaraciones ante la sorpresa de todo el país: “No hay guerra. Oficialmente ya no hay guerra” contra el narcotráfico.

Los cárteles más peligrosos son el de Jalisco Nueva Generación y el de Sinaloa, que operan en el 70% y 74% del territorio nacional, respectivamente, según datos de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

El periodo de cuarentena ha sido una amenaza para los cárteles de México, ya que han provocado un aumento en el precio de la droga por la escasez de sustancias químicas provenientes de China. Mientras, los cárteles siguen luchando entre sí por el control de territorios.

Principales matanzas y hallazgos

15 de septiembre de 2008: durante la celebración del Día de la Independencia en la ciudad de Morelia, unos presuntos miembros del cártel de los Zetas, lanzaron granadas hacia la multitud. Murieron ocho personas y hubo más de cien heridos. Este incidente ha sido descrito como el primer ataque al estilo terrorista contra espectadores inocentes en la guerra de México contra las drogas.

25 de agosto de 2010: se descubren los cuerpos de 72 migrantes de Centro y Sudamérica en un rancho en el estado de Tamaulipas. Se cree que fueron secuestrados y asesinados por negarse a traficar con drogas.

25 de agosto de 2011: hombres armados y enmascarados incendian un casino en Monterrey, matando a un total de 52 personas, la mayoría mujeres.

13 de septiembre de 2011: los cadáveres de un hombre y una mujer son encontrados colgados de un puente en Nuevo Laredo. Un rótulo cerca de sus cuerpos mutilados indica que fueron asesinados por denunciar actividades relacionadas con un cártel en redes sociales. El rótulo también amenaza con matar a otros que publiquen “travesuras en Internet”.

24 de noviembre de 2011: las autoridades mexicanas encuentran 26 cuerpos dentro de tres vehículos abandonados en Guadalajara, un día después de que las autoridades en el estado de Sinaloa encontraran 16 cuerpos carbonizados dentro de dos camiones que habían sido incendiados.

4 de mayo de 2012: los cuerpos de nueve personas fueron encontrados colgados de un puente y otros 14 desmembrados en la fronteriza ciudad Nuevo Laredo.

26 de septiembre de 2014: se produjo lo que se conoce como ‘caso Ayotzinapa’, uno de los más conocidos en la historia mexicana del narcotráfico. Según la versión oficial, 43 jóvenes fueron detenidos por policías municipales y entregados a integrantes de Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura. Es uno de los grandes casos pendientes de resolver del país.

6 de abril de 2015: quince policías fueron asesinados en una emboscada durante las semanas de violencia que se cobraron la vida de más de dos docenas de oficiales y culminaron en el derribo de un helicóptero del Ejército. Las autoridades atribuyeron el ataque al cártel Jalisco Nueva Generación.

14 de marzo de 2017: se descubrió una fosa común que contenía más de 250 cráneos humanos. Los restos parecen ser víctimas de la violencia del crimen organizado asesinados en los últimos años.

14 de octubre de 2019: presuntos sicarios del cártel Jalisco Nueva Generación mataron a tiros a más de una docena de policías en una emboscada en Michoacán.

- Publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -