lunes, julio 22, 2024
lunes, julio 22, 2024

Myanmar llevará a cabo sus primeras ejecuciones en más de tres décadas

Desde el golpe de Estado del 1 de febrero de 2021, 113 personas han recibido sentencias de muerte en Myanmar, un país que no ha revocado la pena de muerte

Myanmar llevará a cabo sus primeras ejecuciones en más de tres décadas después de aprobar la de un exdiputado del partido de la depuesta líder Aung San Suu Kyi y de otro activista democrático que fueron condenados el pasado enero, informaron este viernes medios locales.

El diario The Irrawaddy señaló que las ejecuciones del antiguo parlamentario de la Liga Nacional para la Democracia Phyo Zeya Thaw y el activista Ko Jimmy, condenados el pasado enero acusados de terrorismo, han sido aprobadas en fechas recientes junto a las de otros dos presos.

«El Departamento de Prisiones decidirá ahora cuándo proceder con las ejecuciones», dijo al periódico una fuente anónima cercana a la junta militar que tomó el poder en 2021 por un golpe de Estado.

La aprobación de los ajusticiamientos por las autoridades es un paso previo a las ejecuciones, muy raras en Myanmar, donde la última tuvo lugar en 1988, según Amnistía Internacional (AI).

Desde la asonada militar del 1 de febrero de 2021, 113 personas han recibido sentencias de muerte en Myanmar, un país que no ha revocado la pena de muerte, pero donde los condenados veían sus condenas cambiadas por penas de prisión tras los tradicionales indultos que las autoridades otorgan en fechas señaladas.

AI advirtió en su informe de mayo del «alarmante aumento» en el uso de la pena de muerte bajo la ley marcial impuesta en partes de Myanmar, donde desde el golpe de Estado del Ejército son tribunales militares quienes han dirimido casos civiles, «lo que ha conducido a procedimientos sumarios sin derecho a recurrir».

El golpe de Estado ha sumido a Myanmar en una profunda crisis política, social y económica, y abrió una espiral de violencia con nuevas milicias civiles que han exacerbado la guerra de guerrillas que vive el país desde hace décadas.

Al menos 1.887 personas han muerto a raíz de la represión ejercida por policías y soldados, que han llegado a disparar a matar contra manifestantes pacíficos y desarmados, conforme a los datos recabados por la oenegé Asociación para la Asistencia de Presos Políticos (AAPP) en Myanmar.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores