sábado, enero 28, 2023
sábado, enero 28, 2023

Más de 500 empresas chinas se instalan en Singapur para sortear las tensiones entre Pekín y Washington

La ciudad-Estado ha reemplazado a Hong Kong como el principal centro financiero asiático, atrayendo a empresas como Shein, Nio o Cue

Alrededor de 500 empresas chinas se han instalado «discretamente» en Singapur en lo que va de año en un intento de capear la tormenta geopolítica, en medio de las tensiones entre la segunda economía mundial y EE.UU., según publica este miércoles el diario Financial Times (FT).

El rotativo subraya que, si bien no se trata de un fenómeno nuevo, hay una prisa «aguda», señalan ejecutivos del sector financiero consultados por el FT, por parte de las compañías de China en establecer holdings fuera del país y así blindarse del creciente escrutinio occidental sobre las empresas del gigante asiático.

El diario cita el ejemplo de empresas como Shein, la exitosa firma china de comercio digital textil, que tiene en Singapur su sede mundial, el fabricante de vehículos eléctricos Nio o el proveedor de servicios de tecnología informática Cue.

Muchas de estas empresas chinas han salido a bolsa en la ciudad-Estado asiática, adquirido negocios locales y formado empresas de riesgo compartido en Singapur, que este año reemplazó a Hong Kong como el principal centro financiero asiático, según algunos ránkings.

Si bien se desconoce el número exacto de compañías chinas que han apostado por esta vía para adquirir un perfil más internacional, en medio de un mayor control estatal por parte de Pekín, fuentes consultadas por el FT creen que habría más de 500 que se han ubicado en Singapur este año, un «alto» incremento con respecto a años previos.

Singapur, que cuenta con un fuerte sistema regulatorio y bajos impuestos corporativos, ha resultado ser un destino ideal para unas empresas que en otro momento habrían priorizado Hong Kong, cuyo atractivo ha quedado mermado por el creciente control que ejerce Pekín sobre la región, afectada por la política de cero covid.

En cambio, Singapur, que mantuvo sus fronteras semicerradas durante los dos primeros años de pandemia, ha retomado prácticamente la normalidad previa a 2020, y ofrece mejores condiciones por ello para hacer negocios que China, aún sometida a estrictos confinamientos que provocaron inusuales protestas este fin de semana.

Aunque China y EEUU viven un cierto deshielo en sus relaciones tras el primer encuentro en persona ente los presidentes Xi Jinping y Joe Biden en Bali hace dos semanas, antes de la cumbre del G20, uno de los ámbitos en los que más se han deteriorado sus relaciones es el comercial, tras el inicio de la guerra tarifaria en 2018.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores