sábado, junio 25, 2022

Marlaska, recibido entre abucheos y pitidos en el acto de la jura de nuevos policías en Ávila

Esos pitidos podrían haber tenido relación con las palabras que dijo el presidente del Gobierno, que llamó «piolines» a policías y guardias civiles

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha afirmado este viernes en Ávila que el actual Gobierno no trata a la Policía Nacional como, a su juicio, la trató el anterior Ejecutivo del Partido Popular durante los meses de septiembre y octubre de 2017 en Barcelona.

Grande-Marlaska ha respondido así a las preguntas de los periodistas tras asistir al acto de jura de la XXXVI promoción de la Escala Básica de Policía Nacional en la Escuela Nacional de Policía de Ávila, donde ha sido recibido con pitidos y abucheos por parte de los asistentes, una protesta que se ha replicado durante algunas partes de su discurso.

Sobre si esos pitidos podían tener relación sobre las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, criticando al anterior Ejecutivo por enviar «piolines» a Barcelona, el titular de Interior ha afirmado que se trata de «polémicas falsas» por parte de quienes «todavía se sienten culpables, como el PP, de lo que hizo con la Policía Nacional durante 7 años».

Tras recordar el barco atracado en el puerto de Barcelona con un dibujo de Piolín, Grande-Marlaska ha lamentado que en unos «momentos tan difíciles» los agentes que se trasladaron a la capital catalana en septiembre y octubre de 2017 «no fueran tratados con la dignidad necesaria que les debía tratar su gobierno».

«Eso nunca me lo permitiría yo, ni este Gobierno con nuestros policías nacionales», ha añadido el titular de Interior, después de asistir a la Jura de 2.523 nuevos policías, acompañado, entre otros, por el director de la Policía, Francisco Pardo, y el secretario de Estado de seguridad, Rafael Pérez Ruiz.

A raíz de esta situación, los periodistas han preguntado a Fernando Grande-Marlaska por lo sucedido, señalando que acepta «todo», aunque ha considerado que «lo importante han sido los aplausos que han acallado esos pitos» y que a su juicio «no han ido al ministro, sino a los 2.523» nuevos agentes.

Por otra parte, en el exterior de las instalaciones de la Escuela Nacional de Policía también se han concentrado varios representantes de Jusapol y de Jupol, cuyo portavoz nacional, Pablo Pérez, ha remitido un mensaje a los periodistas para lanzar a Grande-Marlaska el mensaje de que este cuerpo está «en conflicto».

«No vamos a parar hasta conseguir la ansiada equiparación salarial ya», ha apuntado Pérez, quien ha criticado las «pésimas declaraciones» que a su juicio realizó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, hace unos días.

«Llamó piolines a aquellos que fueron a garantizar la unidad de nuestro país y el ordenamiento jurídico a Cataluña», ha apuntado el portavoz de Jupol, quien ha pedido al ministro del Interior que «dé la cara» ante las que ha tachado de «pésimas declaraciones» de Sánchez.

Asimismo, ha pedido a Fernando Grande-Marlaska que se reúna con ellos para hablar de la situación de los agentes del cuerpo.

Fuente: El Liberal y EFE

Artículos relacionados