viernes, enero 28, 2022

Madrid recauda más en IRPF que Cataluña con impuestos más bajos y con un millón de habitantes menos

La región que gobierna Isabel Díaz Ayuso ingresó 1.091 millones de euros más que Cataluña en concepto de IRPF en 2019

La Comunidad de Madrid lleva tiempo marcando una línea distinta a la del Gobierno de Pedro Sánchez en materia fiscal. Frente a las amenazas por parte del Ejecutivo central de la posibilidad de crear un «impuesto de capitalidad», la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, continúa su política de bajada de impuestos, cuyo último hito ha sido convertirse en la única región española sin tasas propias.

Esto no significa, sin embargo, que Madrid recaude poco. Y es que Madrid, con tipos más bajos, recauda en IRPF nada menos que 1.091 millones de euros más que Cataluña. En concreto, en la región gobernada por el PP el impuesto sobre la renta va desde un 9% (en el tramo más bajo) hasta un 21% (en el más alto), mientras que en la autonomía que preside Pere Aragonès la horquilla va desde un 12% a un 25,5%.

Los datos de recaudación muestran, además, que Madrid ingresa más que Cataluña con menos población. El ‘Informe sobre la evolución de la financiación de las comunidades autónomas de régimen común 2019-2020‘, adelantado por Expansión y publicado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), muestra cómo la Comunidad de Madrid tiene un millón menos de habitantes que Cataluña y les cobra impuestos a un tipo más bajo, a pesar de lo cual recauda más dinero para las arcas del Gobierno regional.

El ‘sorpasso’ madrileño a Cataluña

Históricamente, Cataluña fue durante décadas e incluso siglos la vanguardia económica de España. Una tierra de innovación, oportunidades y donde el emprendimiento estaba a la orden del día. Sin embargo, los convulsos últimos años, en los que el ‘procés’ ha dinamitado la convivencia y la estabilidad política e incluso llegado a poner en duda la continuidad de Cataluña en la Unión Europea, han hecho que la región pague las consecuencias.

Estas han llegado en forma de fuga de empresas, pérdida de inversiones y, en general, un importante deterioro de la imagen de Cataluña como lugar para hacer negocios. Sin ir más lejos, más de 7.000 empresas se han ido de Cataluña desde el referéndum ilegal de 1 de octubre de 2017.

Esto se ha traducido en que la región ha perdido su condición de punta de lanza de la economía española. Y es que la Comunidad de Madrid ratificó en 2019 el ‘sorpasso’ a Cataluña al contribuir ese año un 19,3% al PIB de España, por el 19% de Cataluña.

La diferencia de recaudación entre ambas regiones, con modelos fiscales contrapuestos, no hace más que ahondar en la ventaja que Madrid va tomando sobre la economía catalana.

Artículos relacionados