lunes, julio 15, 2024
lunes, julio 15, 2024

Macron gastó 120.000 euros en cenas para impulsar su carrera hacia al Elíseo, según medios franceses

Este dinero se usó como «estrategia de influencia» para que Macron adquiriera notoriedad en ciertos círculos y darse a conocer para poder llegar a la presidencia

El presidente francés, Emmanuel Macron, gastó 120.000 euros en ocho meses durante su etapa como ministro de Finanzas, en 2016, para impulsar su candidatura al Elíseo y ampliar su círculo de influencia entre el mundo de la cultura, según revela la prensa francesa.

Un reportaje de la revista L’Obs y la cadena pública France 2 sobre la relación del presidente francés con cantantes, actores y escritores revela que, hasta su dimisión como ministro en agosto de 2016, poco antes de presentarse como candidato a las elecciones, Macron y su esposa Brigitte pusieron en marcha una estrategia «para adquirir notoriedad» en ciertos círculos.

El exsecretario de Estado de Presupuesto, Christian Eckert, describe en la emisión de France 2, emitida el jueves por la noche, las cenas que se sucedían en el apartamento de funciones de Macron, dentro del Ministerio de Finanzas, y a las que personalidades como el presentador Stéphane Bern han confirmado su participación.

Cuando Macron dimitió como ministro «el total de presupuesto anual se había consumido. Cuando se fue ya no quedaba más dinero para el funcionamiento del ministerio, al menos de su partida», dice Eckert.

El periodista e investigador Frédéric Says señala que la actuación de Macron es una «zona gris» puesto que ese presupuesto para gastos de representación está destinado a invitaciones profesionales.

«Cada ministro invita a quien quiere y nadie controla si sus invitados están en relación con las misiones del Ministerio. Pero un ministro de Economía que invita a cantantes y actores, ¿tiene eso relación directa con el ministerio de Economía? Es una zona gris», dice Says.

Nombres como el de los actores Fabrice Luchini, Pierre Arditi, Guillaume Gallienne o Line Renaud son algunos de los que circulan entre los invitados de aquellas cenas, calificadas por los analistas como una «estrategia de influencia del matrimonio Macron para adquirir notoriedad en ciertos círculos» y que sirvió «para darlo a conocer».

El apartamento de funciones del Ministerio, con vistas al Sena, es un dúplex de dos plantas con acceso directo al río, donde dos lanchas privadas permiten traer y llevar al ministro y a los invitados de sus reuniones profesionales.

«Me dio la impresión de que había gente que tenía la costumbre de frecuentar» el lugar, dice Bern en la emisión.

El Elíseo no se ha pronunciado sobre esta polémica, que ha tenido mucha repercusión en las redes sociales, donde muchos critican estas cenas de supuesta promoción realizadas con dinero público.

Macron, ganador de las elecciones presidenciales de 2017, cuenta ya con los más de 500 avales de representantes públicos necesarios para poder presentarse a las elecciones de abril de este mismo año, aunque a poco más de dos meses de la cita con las urnas no ha confirmado aún su candidatura, si bien esta se da por segura.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores