martes, diciembre 7, 2021

Luis Planas defiende la «caza sostenible» aunque afirma que no es cazador

El titular de Agricultura reconoce que pese a ser un asunto polémico respeta y entiende el mundo de la caza

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha hecho este viernes ante el 40 Congreso del PSOE una defensa de la caza sostenible como elemento que se ha de tener en cuenta en el debate sobre el futuro de la España rural.

Planas ha participado en una mesa redonda sobre la España Rural y el Reto Demográfico en la que han participado también, entre otros, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y el secretario general de los socialistas castellano-leoneses, Luis Tudanca. Todos ellos han abogado por impulsar más políticas en apoyo de la España rural.

El titular de Agricultura ha reconocido ante el debate sobre el futuro de estas zonas del país que pese a ser un asunto polémico y él no es cazador, respeta y entiende el mundo de la caza. Como muestra de su importancia ha recordado que hay en España más de 700.000 licencias de caza y un tercio de quienes las poseen son federados, situándose en tercer lugar tras las federaciones de fútbol y baloncesto. «Lo digo claramente. Yo estoy por la caza sostenible», ha recalcado.

Planas ha instado a no resignarse a dejar la España rural en manos de la derecha como cree que han demostrado García-Page y Tudanca y ha subrayado que «en el mundo rural, las mujeres y los jóvenes son la clave del progreso que encabeza el PSOE». «No podemos dejar de pensar en la España rural en cada decisión», ha añadido antes de llamar la atención sobre el hecho de que cuando nadie hablaba del medio natural, ya lo cuidaban quienes vivían en la España rural.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha ha reconocido que este debate es un asunto difícil de administrar y que incluso se puede volver en contra del PSOE porque nacen partidos que le quitan votos al amparo de una «injusticia territorial». Ha distinguido entre quienes dejan los pueblos por voluntad propia o quienes lo hacen por necesidad, y ha pedido enfocar las soluciones hacia los segundos. Unas soluciones que ha dicho que deben encaminarse a lograr la igualdad de todas las personas vivan donde vivan. García-Page ha admitido también la difícil solución que tiene el problema de la financiación autonómica.

Luis Tudanca ha incidido en la necesidad de conseguir la equidad de todos los españoles, que ha precisado que no significa dar a todos lo mismo, sino dar más a quien más se merece. A su juicio, por vez primera en la historia hay un Gobierno que se ha tomado en serio el problema de la España rural y ha hecho de ello una prioridad. No obstante, ha advertido de que puede tener un «efecto perverso» porque algunos gobiernos autonómicos lo pueden usar para «ocultar sus propios fracasos». De la misma forma, ha defendido avanzar ya y de forma urgente en la descentralización de las instituciones.

Fuente:EFE

Artículos relacionados

La soledad en Houellebecq

Podemos, Monedero y el perdón

El negacionismo como modo de vivir

España no tiene que pedir perdón