martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

Los posibles rivales de Trump empiezan a mostrar sus cartas, con todas las miradas puestas en DeSantis

El gobernador de Florida es el favorito para disputarle al expresidente el liderazgo republicano; Pence y Pompeo también consideran postularse

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este martes su intención de luchar por llegar a la Casa Blanca en 2024. De esta forma, el magnate pretende «devolver la gloria perdida» al país norteamericano. La decisión de Trump, además, ha dado el pistoletazo de salida al proceso de nominación presidencial en el Partido Republicano, que hasta hace unos meses se antojaba como una carrera en solitario pero para la que ahora no se descartan otros participantes.

En este sentido, algunos antiguos aliados del expresidente pusieron en duda las opciones de Trump e insinuaron que se postularán a las primarias de la formación conservadora. Para empezar, el que fuera su vicepresidente, Mike Pence, declaró este martes en una entrevista en la cadena ABC que Estados Unidos tendrá «mejores opciones en el futuro» que el magnate.

Pence aún no ha tomado una decisión definitiva sobre su carrera presidencial de cara al 2024, pero es visto como uno de los potenciales aspirantes a la nominación republicana. Preguntado por si cree que Trump debería ser presidente de nuevo, Pence consideró que esa decisión «corresponde al pueblo americano».

Por otra parte, el antiguo secretario de Estado (equivalente al ministro de Exteriores) bajo la Administración Trump, Mike Pompeo, consideró que el expresidente debería «hablar de las cosas que importan a los americanos» y reclamó «más seriedad» y «menos ruido». «Necesitamos líderes que miren hacia adelante, no que miren por el retrovisor reclamando victimismo», reivindicó Pompeo en una entrevista radiofónica.

El excanciller señaló, además, que los planes que pueda tener Trump «no tendrán un impacto» en la decisión que pueda tomar él sobre presentarse. «Son decisiones profundamente personales y planearemos nuestro camino; y tan pronto como lo sepamos, lo haremos saber a los americanos», dijo Pompeo.

Otros posibles candidatos con los que especulan los medios conservadores son los senadores Marco Rubio y Rick Scott, por Florida; Ted Cruz, por Texas; Tim Scott, por Carolina del Sur; y los gobernadores Glenn Youngkin, de Virginia; Larry Hogan, de Maryland; Kristi Noem, de Dakota del Sur; así como la exgobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley. Esta nómina de aspirantes, sin embargo, parece partir varios pasos por detrás.

DeSantis, ¿sucesor designado?

Pero al margen de Pence, Pompeo y todos los demás, las miradas están ahora puestas en el próximo movimiento del gobernador de Florida, Ron DeSantis. Impulsado por su apabullante victoria en la reelección en el estado sureño, muchos lo sitúan como el sucesor natural de Trump, aunque sea a pesar de este. Porque el primero en reconocer a DeSantis como su rival potencialmente más fuerte ha sido el propio magnate, que en los últimos días ha atacado en dos ocasiones al gobernador de Florida llamándole «DeSantimonius».

Mientras, el político de 44 años compareció este martes ante los medios para valorar los resultados republicanos en las elecciones de medio mandato. DeSantis no mencionó a Trump, pero no dio puntada sin hilo al señalar que los comicios habían sido «enormemente decepcionantes» para los conservadores. Particularmente, el gobernador resaltó que «los votantes independientes no están votando por nuestros candidatos», muchos de ellos, le faltó añadir, a los que Trump había dado su apoyo explícito.

El gobernador republicano, que el pasado martes ganó incluso en el bastión demócrata de Miami-Dade, fue preguntado sobre las posibles intenciones del expresidente Trump de volver a presentarse (unas horas después el magnate confirmaría su candidatura). No obstante, DeSantis pasó por encima de la cuestión pero volvió a hablar entre líneas: «Solo le diría a la gente que revise el marcador del martes pasado por la noche», dijo y añadió que «no ganas por un millón y medio de votos si solo obtienes los de tu propio partido».

El largo proceso para elegir al candidato republicano a la Casa Blanca no ha hecho más que empezar, pero algunas encuestas ya comienzan a reflejar el retroceso de Trump y los avances de DeSantis.

Relacionados

spot_img

Colaboradores