jueves, mayo 26, 2022

Los expertos creen que los precios del gas no bajarán hasta primavera

El tirón de la demanda en China y la tensión política con Rusia son factores que mantienen el gas en niveles alcistas

Los precios del gas natural mantendrán su tendencia alcista en los mercados internacionales en los próximos meses, pero bajarán cuando pase el invierno, siempre que no se acentúen las tensiones geopolíticas que afectan a productores clave como Rusia y Argelia, según los expertos.

La escalada del gas natural, que está empujando al alza los precios de la electricidad en toda Europa, responde a la recuperación económica, al tirón de la demanda en Asia, sobre todo en China, y al hecho de que se ha convertido en la energía de transición mientras se desarrollan las renovables.

«Si nos fijamos en los precios del mercado de futuros, al gas le quedaría un 4% o un 5% de subida como máximo. A partir de ahí, en los meses de marzo o abril se puede ver una bajada fuerte, del 20% o el 30%. Pero esto es lo que dice el mercado de futuros, que no quiere decir que sea lo que vaya a pasar», avanza Juan Ignacio Crespo, analista financiero.

Bank of America cree que la subida del gas natural rondará el 30% en el conjunto del mes de septiembre y el 7% en octubre.

Según la comercializadora energética Aldro Energía, la tendencia alcista persistirá porque se mantienen los factores que tensionan al mercado. «No obstante, se espera que cuando pase el invierno y la demanda baje los precios vuelvan a moderarse», explica.

El papel de Rusia y Marruecos

Javier Santacruz, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), cree que el gas natural subirá en lo que queda de año y «en la primera parte de 2022» por la llegada del invierno y «por las reticencias del presidente ruso, Vladimir Putin, a bajar el precio».

«Rusia está suministrando menos gas de lo habitual y nadie sabe si es porque está rellenando sus reservas o si está utilizando el gas como arma política para que Alemania se decida a aprobar el gasoducto Nord Stream 2 tras las reticencias de EE.UU.», explica Crespo.

Santacruz supedita un descenso de los precios en primavera a que se alivien las tensiones con Rusia, lo que, en su opinión, pasa por lograr un acuerdo sobre el futuro de Crimea, que adicionalmente ayudaría a desbloquear el proyecto del Nord Stream 2.

El profesor del IEB menciona también el conflicto entre Marruecos y Argelia, que pone en riesgo el suministro de gas argelino a España a través del gasoducto del Magreb, que pasa por territorio marroquí. España también recibe gas natural de Argelia a través del Medgaz, un gasoducto submarino que une Orán y Almería.

Crespo admite que un eventual cierre del gasoducto del Magreb «podría traer problemas de abastecimiento a España», pero no considera probable que ocurra. «Marruecos obtiene buenos ingresos por la servidumbre de paso del gas», explica.

Fuente: EFE.

Artículos relacionados