lunes, agosto 8, 2022

Los confinamientos han tenido un efecto escaso o nulo en la mortalidad por Covid-19, según un estudio

En un estudio de la Universidad Johns Hopkins concluyen que en Europa y EE.UU. los confinamientos solo redujeron la mortalidad por Covid-19 en un 0,2% de promedio

Con la llegada del covid-19 a nuestras vidas, expertos en salud pública y gobiernos de todo el mundo establecieron medidas restrictivas para frenar este virus y los contagios a nivel mundial, como fue el caso de los confinamientos.

Muchos se preguntan si esta medida de confinar a la gente en sus domicilios ha servido para reducir la mortalidad por coronavirus. A esta pregunta responde un estudio publicado por la Universidad Johns Hopkins, donde sus autores aseguran que los confinamientos han tenido poco o ningún impacto en la mortalidad por Covid-19.

Los investigadores Jonas Herby, Lars Jonung y Steve H. Hanke ponen en duda en su estudio «A literature review and meta-analysis of the effects of lockdowns on Covid-19 mortality» que los confinamientos obligatorios puedan llegar a reducir las tasas de mortalidad.

«En general, concluimos que los confinamientos no son una forma eficaz de reducir las tasas de mortalidad durante una pandemia, al menos no durante la primera ola de la pandemia de Covid-19″, indican los tres investigadores en un informe donde presentan los resultados de su estudio.

Para poder obtener estos datos, Herby, Jonung y Hanke han empleado el metaanálisis (método sistemático para sintetizar resultados de diferentes estudios empíricos) para llegar a la conclusión que los confinamientos no sirven ni han servido para reducir la mortalidad.

Para elaborar este estudio, los investigadores se han basado en la revisión de 18.590 relacionados con los confinamientos y la mortalidad por Covid-19, «donde los confinamientos se definen como la imposición de al menos una intervención obligatoria no farmacéutica (NPI)», explicó el investigador Hanke al periódico The Epoch Times.

Para la realización de esta investigación, se llevó a cabo un mecanismo de cribado, donde finalmente fueron seleccionados 34 estudios en función de varios criterios de selección establecidos por los autores.

De estos estudios, algunos no encontraron ninguna relación entre el confinamiento y la mortalidad, mientras que otros sí encontraron una relación negativa significativa y otros varios descubrieron una relación positiva significativa.

Para finalizar, el experto indicó que la conclusión a la que han llegado a través de este metaanálisis es que «los confinamientos han tenido un efecto escaso o nulo en la mortalidad. En Europa y EE.UU. solo redujeron la mortalidad por Covid-19 en un 0,2% de promedio«, aseguran en el estudio publicado.

Además, el investigador Steve H. Hanke explica en sus declaraciones que «las políticas de confinamiento están mal fundamentadas y deben ser rechazadas como instrumento de política pandémica», concluye.

Artículos relacionados