miércoles, agosto 10, 2022

Los barones del PP se alinean con Feijóo en busca de la destitución de Teodoro García Egea

Los dirigentes regionales del Partido Popular ya están trabajando para intentar encontrar una solución a la crisis interna abierta en el partido debido al pulso entre Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso. Según informan tanto El Mundo como ABC, el principal portavoz de sus quejas e inquietudes es Alberto Núñez Feijóo, con varias intenciones claras: que los barones sean muy tenidos en cuenta por Casado a la hora de abordar el futuro del PP (reunión incluida), actuar lo antes posible y, sobre todo, lograr la destitución del secretario general, Teodoro García Egea.

«La opinión generalizada es que si Casado echa a García Egea, puede tener un dique de contención«, evidencian fuentes del PP a El Mundo. El papel clave que va a jugar el presidente de Galicia en la actual situación de zozobra también queda claro en otra de las revelaciones internas difundidas por el diario: «Hay que dar un paso al frente y echarnos el partido a la espalda. Queremos vernos con Casado para ver si hay que hacer congreso o simplemente echar a García Egea y firmar la paz con Ayuso. Y queremos que sea Feijóo el que propicie la reunión».

Los presidentes autonómicos del PP reclamaron este viernes que se conozca la «verdad» tras las acusaciones cruzadas de espionaje y corrupción entre Casado y Ayuso, y que se solucione rápido el conflicto.

El propio Feijóo dijo que es leal al presidente de su partido, al tiempo que fue crítico con la actuación de la dirección nacional frente a las sospechas contra Díaz Ayuso, después de que su hermano se beneficiase de un contrato de emergencia para comprar mascarillas.

Feijóo, que habló con Casado, quien le llamó, reclamó una resolución «rápida», «no de meses, si no de días» y que tras un día «muy desafortunado» el PP tenga suficiente «cintura» y «capacidad de acción para solventar la hemorragia». Además, sostuvo que no es el PP el que está en crisis, si no que únicamente hay un desencuentro «profundo y lamentable» entre la dirección del PP y Ayuso.

Además, Feijóo vio «bastante lógicas» las explicaciones de Ayuso sobre el contrato para adquirir mascarillas relacionado con su hermano y recordó que entonces, en abril de 2020, era «un lujo disponer de esas mascarillas», que se subastaban. Consideró precipitado poner conductas en sospecha.

Además de Feijóo, este viernes también se pronunciaron los presidentes de Andalucía y Castilla y León, Juanma Moreno Bonilla y Alfonso Fernández Mañueco, que no se alinearon con ninguna de las partes.

El presidente de la Junta de Andalucía se limitó a pedir unidad ante las preguntas de los periodistas y después abogó por la «unidad», diálogo y «respeto mutuo» para solucionar «los conflictos». Desde su Gobierno se trasladó que Moreno quería mantenerse alejado del «ruido».

Por su parte, el presidente en funciones de Castilla y León pidió que «la verdad se abra paso por encima de todo», exigiendo a «todo el mundo» que se aclare ya la guerra entre Ayuso y Casado.

Fernando López Miras, presidente de la Región de Murcia, es quien más claramente se ha alineado tanto con Casado como con Teodoro García Egea, con quien comparte amistad desde su juventud. Del número dos del PP dijo que trabaja siempre guiado por lograr lo mejor para el PP, aunque su labor es «muy ingrata y casi nadie la reconoce».

Con todo, López Miras recalcó en dos ocasiones que defiende la honorabilidad de Ayuso, que este viernes puso en duda Pablo Casado, cuando señaló que era necesario dilucidar si en el contrato del que se benefició su hermano se había producido «irregularidad o una falta de ejemplaridad».

Ante la guerra abierta en el partido, Casado hizo el jueves una ronda de llamadas con todos los barones, según indicaron a Efe fuentes de la dirección nacional.

Fuente: El Liberal / EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel