martes, diciembre 7, 2021

Libertad con cargos para el acusado del tiroteo en el campus de la Universidad del País Vasco

La puesta en libertad se ha producido hacia las 16:45 de este viernes después de ser llevado ante el juez de Guardia de Getxo

El juez de guardia de Getxo (Bizkaia) ha decretado la puesta en libertad con cargos y medidas cautelares para el joven estudiante de Físicas que el pasado miércoles se paseó por la Facultad de Ciencias y Tecnología del campus de Bizkaia de la UPV/EHU pegando tiros con su escopeta de caza, aunque ha ordenado su ingreso «no voluntario» en un centro psiquiátrico para que se evalúe su estado mental.

Esta es una de las medidas cautelares que ha adoptado el juez que este viernes estaba de guardia en los Juzgados de Getxo (Bizkaia) donde ha sido conducido el joven estudiante tras pasar dos noches en dependencias de la Ertzaintza en Bilbao, han informado a EFE fuentes judiciales.

Las mismas fuentes han indicado que, tras esta decisión, el alumno de la UPV/EHU queda a disposición de los especialistas del centro psiquiátrico en el que ha ingresado, que deberán valorar su estado mental e iniciar algún tipo de tratamiento, si así lo consideran.

El juez de Getxo también ha acordado que se le comunique el alta del estudiante cuando esta se vaya a producir, a fin de valorar la oportunidad de la misma.

El magistrado también ha decretado la prohibición de acercarse a cualquier instalación de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) y le ha retirado el permiso de armas que se había sacado este verano en la Comandancia de la Guardia Civil de San Sebastián.

Fuentes de la investigación han informado de que se baraja como principal hipótesis del ataque contra la Facultad en la que estudiaba que el joven sólo pretendía causar daños en las dependencias de la institución académica, pero no daños personales.

El miércoles por la tarde acudió al campus con una escopeta y disparó más de 20 veces, primero contra las cristaleras desde el exterior y después dentro de la Facultad de Ciencia y Tecnología donde estudiaba, contra diversos objetos.

Durante el ataque intentó tranquilizar a las personas que se encontraban en el campus repitiendo que «esto es contra la Universidad» y que no quería herirlas.

Tras ese episodio, el joven huyó del campus desarmado, en dirección a la carretera de La Avanzada por el pequeño jardín botánico o Arboretum que existe en la parte trasera de las Facultades de Ciencias y Tecnología y de Medicina y Enfermería, y poco después fue arrestado por agentes de la Ertzaintza.

Fuente: EFE

Artículos relacionados

La soledad en Houellebecq

Podemos, Monedero y el perdón

El negacionismo como modo de vivir

España no tiene que pedir perdón