lunes, enero 30, 2023
lunes, enero 30, 2023

Lavrov niega que Rusia esté aislada por las sanciones: «De ello hablan quienes creen en la inevitabilidad de la dictadura de Occidente»

Para el jefe de la diplomacia moscovita, la hegemonía de Occidente va a ser reemplazada por un nuevo orden mundial multipolar

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, ha concedido este lunes una entrevista a varios medios en la que ha negado que las sanciones por parte de Occidente hayan conseguido aislar a Rusia del panorama internacional, ya que Moscú mantiene relaciones estables con otros muchos países y zonas geográficas.

«No hay ningún aislamiento. De ello hablan aquellos que se han conformado mental e ideológicamente con la inevitabilidad de la dictadura de Occidente en la arena mundial», ha dicho el jefe de la diplomacia rusa.

Sobre las conexiones de Moscú, Lavrov ha citado a sus socios «en la región Asia-Pacífico, en Asia en general, así como en África y América Latina». En cuanto a instituciones supranacionales, el ministro de Exteriores enumeró la Unión Africana, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños o la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental.

Además, Lavrov hizo una mención aparte para China, con quien Rusia mantiene «las mejores relaciones de la historia», y para la India, con quien tiene «una asociación especial privilegiada».

Además, el diplomático pronosticó que, tras cinco siglos de dominación de Occidente, se está formando una hegemonía con un nuevo orden mundial multipolar.

Lavrov acusa a Occidente de «rusofobia cavernícola»

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, acusó este lunes a los líderes occidentales de incitar una «rusofobia cavernícola», aunque admitió que hay excepciones, como los dirigentes de Serbia y Hungría.

«Lo sobrecogedor en esta etapa es la explosión de una rusofobia cavernícola que los líderes de los países occidentales incitan activamente», dijo a la prensa serbia Lavrov, según lo cita la agencia de noticias Tanjug.

El jefe de la diplomacia rusa hizo esa declaración al referirse a las presiones que el Gobierno de Serbia dice estar sufriendo para que se adhiera a las sanciones impuestas por el resto de Europa a Moscú debido a la invasión de las tropas rusas en Ucrania.

Tras acusar a Estados Unidos y la Unión Europea (UE) de una política antirrusa agresiva, en lo que dice ver el intento de Washington de imponer su hegemonía en los Balcanes y en otras partes del mundo, Lavrov consideró que son pocos los países que hoy «pueden considerarse soberanos e independientes».

Serbia, candidato a ingresar en la UE, y Bielorrusia son las únicas naciones europeas que no han adoptado sanciones contra Rusia.

A pesar de que Hungría sí participa de las sanciones impuestas por los Veintisiete, Lavrov dijo que el gobierno de ese país, liderado por el ultranacionalista Viktor Orbán, tenía una postura similar a la de Belgrado, con lo que dio a entender que lo consideraba amistoso hacia el Kremlin.

Preguntado por la posibilidad de que Serbia sea escenario de negociaciones de paz entre Kiev y Moscú, el ministro ruso dijo considerarlo posible, si bien para ello tenía que dar también su visto bueno el Gobierno ucraniano.

El presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, aseguró ayer que Serbia no «es sirvienta de nadie» y que no modificará su «posición neutral» respecto a la guerra de Ucrania.

«Soy feliz porque, como en la historieta de Ásterix y Obelix, en el territorio de Europa todavía existe una pequeña aldea de galos que defiende su libertad. Y estoy orgulloso de que esa pequeña tribu son los ciudadanos de Serbia, país que mantiene una política independiente» dijo Vucic a medios locales. 

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores