25.1 C
Madrid
domingo, junio 26, 2022

Las migraciones hacia municipios rurales aumentaron más de un 20 % en 2020

Un estudio constata que la pandemia tuvo un impacto «notable» en las migraciones internas y supuso un «respiro» a los procesos de despoblamiento rural

Las migraciones internas hacia municipios rurales aumentaron un 20,5 % en España durante 2020, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y el Centro de Estudios Demográficos (CED-CERCA).

Una investigación liderada por la UAB y el CED-CERCA, que se publica este miércoles en la revista divulgativa Perspectivas Demográficas, ha analizado los cambios de residencia de la Estadística de Variaciones Residenciales (EVR) entre los 8.131 municipios españoles. El estudio, titulado “Cambios de residencia en tiempos de COVID 19: Un poco de oxígeno para el despoblamiento rural”, constata que la irrupción de la pandemia tuvo un impacto «notable» en las migraciones internas durante 2020 y supuso un «respiro» a los procesos de despoblamiento rural.

La mayor parte de los municipios rurales aumentaron su población por migración interna en 2020 debido al descenso de la emigración y al aumento de la inmigración desde las ciudades. Según los resultados de la investigación, la entrada de nuevos habitantes a las ciudades descendió un 15,4 % y las salidas desde estas en dirección a otros municipios aumentaron un 6 %, con un mayor incremento en las emigraciones internas desde Madrid (21 %) y Barcelona (13,1 %). En consecuencia, las ciudades registraron una pérdida de 127.442 habitantes en 2020. Sin embargo, la dinámica en las áreas rurales ha sido a la inversa porque las entradas aumentaron un 20,5 %, con un saldo migratorio positivo de 88.347 habitantes, y las salidas disminuyeron un 12,6 %.

Por otro lado, el estudio concluye que los municipios de menos de 10.000 habitantes fueron los destinos que más incrementaron su flujo poblacional, especialmente a aquellos situados entre 40 y 160 kilómetros de las principales urbes. Los autores del estudio señalan que las variaciones observadas están «lejos» de representar un cambio en el modelo migratorio español o una reversión de los procesos de despoblamiento rural.

«Es probable que los cambios observados fueran coyunturales, ya que los datos mensuales muestran que las salidas desde las áreas rurales y las llegadas a las ciudades recuperaron los valores previos a la pandemia nada más terminar el confinamiento domiciliario», ha explicado el investigador de la UAB y uno de los autores del estudio Miguel González-Leonardo.

Fuente: EFE

Artículos relacionados