martes, diciembre 6, 2022
martes, diciembre 6, 2022

Las cesiones de Sánchez a Bildu para aprobar los presupuestos: lluvia de millones y ataque a la Guardia Civil en Navarra

Los abertzales han hecho público un documento en el que recogen las contrapartidas que el Gobierno les ha concedido para sacar adelante las cuentas

Este martes, la portavoz de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Mertxe Aizpurúa, anunció el apoyo de su formación a los presupuestos generales del Estado para 2023. Se trata del tercer año consecutivo en que el Gobierno de Pedro Sánchez acepta los votos del partido abertzale para aprobar sus cuentas y, en las tres ocasiones, el ‘sí’ de los independentistas vascos ha venido acompañado de cesiones por parte del Ejecutivo.

En concreto, los compromisos de Sánchez con Bildu para asegurarse sus votos de cara a los presupuestos del año que viene se han concretado en un documento público de diez puntos. Algunos de ellos parten de una iniciativa social, como el mantenimiento del límite en las subidas del alquiler y de las pensiones no contributivas. Otros, sin embargo, dejan a las claras las dos afanes habituales de Bildu en este tipo de negociaciones: la captación de fondos para País Vasco y Navarra y el reforzamiento de las políticas nacionalistas.

Así, el pacto entre socialistas y abertzales contempla que se destinen 600.000 euros para tres iniciativas de memoria democrática; un desembolso de 850.000 euros para la puesta en marcha de dos proyectos medioambientales en País Vasco; una partida de 4 millones y medio para tres universidades de País Vasco y Navarra; 1 millón para la digitalización de las radios en euskera; y otros 250.000 euros para la promoción del circo en la misma lengua local. Por último, Bildu le ha arrancado al PSOE la gestión foral de los impuestos a la banca y a las energéticas.

Pero tal vez la cesión más sangrante sea la transferencia de las competencias de tráfico y de seguridad vial a Navarra antes del 31 de marzo, lo que afectaría de pleno a la presencia de la Guardia Civil en la Comunidad Foral. En concreto, 220 agentes de la Benemérita temen por su futuro inmediato. En este sentido, asociaciones profesionales de la Guardia Civil criticaron este martes al Gobierno y al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por «prescindir» de los agentes de Tráfico en Navarra dentro del «chantaje» de EH Bildu a cambio de que esta formación confirme su voto a favor de los presupuestos.

Cesiones pasadas

Pero, como ya hemos comentado, esta es la tercera vez que el Gobierno pasa por el aro de Bildu. En 2020, las contrapartidas para lograr su apoyo en los presupuestos llegaron en forma de lo que el coordinador general de los abertzales, Arnaldo Otegi, calificó de «tímidos avances» en el acercamiento de presos de ETA a cárceles de País Vasco y Navarra. El líder de Bildu señaló, además, que apoyar las cuentas suponía una «ventana de oportunidad» para «alcanzar la república vasca».

Más sonado todavía si cabe fue el caso de la negociación de 2021. En aquella ocasión, Otegi fue transparente en las intenciones de Bildu con respecto al Gobierno de Sánchez: «Si para que salgan los 200 presos hay que votar los presupuestos, los votaremos».

Relacionados

spot_img

Colaboradores