Internacional
La vacuna china contra la Covid-19 es mucho menos efectiva de lo que se promocionó

La vacuna china contra la Covid-19 es mucho menos efectiva de lo que se promocionó

La vacuna apenas alcanza el umbral del 50% requerido para la aprobación de los reguladores brasileños y la Organización Mundial de la Salud

Investigadores brasileños anunciaron el martes que la vacuna Sinovac de China era mucho menos efectiva de lo que se promocionaba originalmente, con solo un 50,38% de efectividad contra COVID-19 en ensayos de última etapa, casi 30 puntos porcentuales menos de lo que mostraron los datos iniciales.

El Instituto Butantan en São Paulo dijo inicialmente que los ensayos en etapa tardía habían concretado que la vacuna CoronaVac tenía una efectividad de entre el 78 y el 100%, según el Wall Street Journal.

Después de que varios científicos acusaran a los organizadores del juicio de engañar al público, el instituto reveló que los investigadores habían separado los casos en seis categorías: asintomáticos, muy leves, leves, dos niveles de moderado y grave. Las tasas anteriores incluían solo a voluntarios que tenían casos de coronavirus de leves a graves.

Butantan aclaró el martes que cuando se contabilizan los datos de todos los voluntarios, incluidos los voluntarios que contrajeron casos «muy leves» de coronavirus y no requirieron asistencia médica, la tasa de eficacia total cae al 50,38%, una de las tasas de eficacia más bajas en las vacunas contra el coronavirus.

La vacuna apenas alcanza el umbral del 50% requerido para la aprobación de los reguladores brasileños y la Organización Mundial de la Salud.

Sin embargo, debido a que CoronaVac fue 100% eficaz en la prevención de casos graves, sigue siendo más eficaz que algunas vacunas contra la gripe y se puede almacenar de forma económica en un refrigerador normal. «Es una opción útil para los países en desarrollo», dijeron los expertos. «Las preguntas sobre la eficacia de la vacuna pueden servir como un factor de disuasión adicional para muchos brasileños que ya están recelosos de recibir la vacuna», dijeron los médicos.

Turquía e Indonesia, que han informado cifras de eficacia diferentes en sus propios ensayos, planean comenzar a administrar la inyección esta semana.

Beijing espera que gran parte del tercer mundo adopte la vacuna china, ya que Estados Unidos y las naciones europeas dependen de vacunas más efectivas desarrolladas por compañías farmacéuticas estadounidenses.

SUBIR