miércoles, octubre 5, 2022
miércoles, octubre 5, 2022

La Unión Europea apuesta por que los afganos sigan en la región en lugar de dirigirse a Europa

Se reforzará el apoyo a los países fronterizos y de tránsito para evitar movimientos de migración ilegal a gran escala, como en el pasado

Los ministros de Interior de la Unión Europea descartaron este martes que la potencial acogida de refugiados afganos se haga en base a cuotas de acogida y centraron sus esfuerzos en definir el apoyo que deben recibir los países fronterizos con Afganistán para fomentar que quienes huyen de los talibanes permanezcan en la región en lugar de dirigirse a Europa.

En una declaración emitida tras el encuentro extraordinario celebrado este martes en Bruselas, los ministros subrayan que la Unión Europea “reforzará su apoyo a terceros países, en particular a los fronterizos y de tránsito, que acogen a un gran número de migrantes y refugiados” para reforzar sus capacidades de “dar protección, condiciones de recepción dignas y seguras y modos de vida sostenibles para los refugiados y sus comunidades de acogida”.

La cooperación con estos países también irá dirigida a “evitar la inmigración ilegal desde la región” y prevenir el tráfico de seres humanos y el contrabando de migrantes.

El objetivo final es «evitar que se repitan movimientos de migración ilegal a gran escala enfrentados en el pasado», en referencia a la llegada masiva de más de un millón de refugiados en el año 2015 que puso a prueba la UE y relanzó la búsqueda de una nueva legislación comunitaria para lidiar con las llegadas de migrantes y refugiados.

De dicha crisis emergió la posibilidad de establecer cuotas obligatorias de refugiados, rápidamente frenada por un grupo de países que se negó a asumirlas. En esta ocasión, los ministros descartan desde la casilla de salida ese escenario y comienzan directamente a hablar de “reasentamiento voluntario” y dando prioridad a los grupos vulnerables, como mujeres, menores o ancianos.

Tras el encuentro, el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, subrayó que la UE debe “asegurar el mayor grado de estabilidad posible en los países de la región que absorberán la huida de miles de afganos, así como también prever el esfuerzo solidario en favor de los Estados miembros que podrían recibir el impacto migratorio directamente en sus territorios”.

En ese debate entre la acogida de los más vulnerables en Europa y el apoyo económico a los países vecinos de Afganistán para que asuman esta tarea, el ministro más favorable hacia la primera fue el luxemburgués Jean Asselborn.

«Si Canadá, el Reino Unido o Estados Unidos asumen compromisos firmes, Europa no puede seguir dividida. Tenemos la obligación moral de ayudar a quienes se aferran a nuestros valores; no podemos abandonarlos», aseveró Asselborn. Tanto Canadá como Reino Unido se han comprometido a acoger a 20.000 refugiados afganos cada uno.

UN FORO DE REASENTAMIENTO EN SEPTIEMBRE

Los ministros esquivaron en el encuentro citar cifras específicas de compromisos de acogidas. Bruselas convocará en septiembre un nuevo foro de alto nivel sobre reasentamiento para intentar un primer acercamiento a compromisos sobre personas acogidas en Europa después de que varios ministros hayan pedido en la reunión de este martes incrementos en dichas cifras según la comisaria europea de Interior, Ylva Johansson.

Johansson, que señaló que por el momento no se está viendo un influjo importante de afganos en los países fronterizos, subrayó que, si bien las fronteras de la Unión Europea “no están cerradas”, hay “muchos países seguros en la vecindad de Afganistán” donde se debe asegurar que hay “procesos (de solicitud) de asilo adecuados”.

La legislación comunitaria e internacional, recordó la comisaria, no equivale «a que cualquiera que necesite protección internacional pueda venir a la UE y recibirla aquí». «Por eso es importante no centrarnos solo en nuestras fronteras exteriores. No debemos esperar a que la gente esté aquí. El mejor modo de evitar una crisis migratoria es evitar una crisis humanitaria«, aseveró.

En esta línea, los titulares de Interior de Dinamarca, República Checa y Austria comparecieron juntos para lanzar el mensaje de que los afganos no deben venir a Europa, sino permanecer en los países fronterizos con Afganistán y esperar allí una ayuda que Europa quiere seguir aumentando.

También el ministro del Interior eslovenos, Ales Hojs –cuyo país ostenta este semestre la presidencia del Consejo- subrayó que él y sus homólogos europeos tienen la función de garantizar la seguridad de los europeos y proteger las fronteras externas de la Unión ante el temor a posibles ataques terroristas.

El titular francés de Interior, Gérald Darmanin, instó a Europa a «estar a la altura» de los retos humanitarios, migratorios y de seguridad de Afganistán, mientras que el alemán, Horst Seehofer, recalcó que «no hay absolutamente ninguna forma de evitar una política de asilo común en Europa». «Ningún Estado miembro puede hacerlo solo», incidió.

Fuente: EFE

Relacionados

La UE acuerda nuevas sanciones a Rusia con el objetivo de topar el precio del petróleo

Entre los sancionados, la empresa encargada de expedir pasaportes en las regiones anexionadas y el mayor accionista de la empresa de armas Kalashnikov

El Parlamento Europeo valida el cargador único USB-C para la UE a partir de 2024

Por 602 votos a favor, 13 en contra y 8 abstenciones, los eurodiputados dieron luz verde al acuerdo cerrado en junio para unificar el uso del USB-C

Las previsiones apuntan a que el consumo de gas en Europa sufrirá un descenso récord del 10% en 2022

El bajón en el uso de este recurso viene marcado por los cortes de suministro rusos y por las políticas de contracción de la demanda
spot_img

Colaboradores