viernes, enero 21, 2022

La EMA advierte: los sucesivos refuerzos de la vacuna podrían debilitar el sistema inmunológico

Desde la EMA aseguran que tantos refuerzos en tan poco tiempo provocarán problemas con la respuesta inmune, que no será tan buena como quisiéramos

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) asegura que «preocupa bastante» la estrategia de vacunación que están llevando a cabo algunos países, ya que esta táctica se basa en la vacunación repetida en un corto plazo e indican, es necesaria una estrategia que sea a largo plazo.

«No podemos dar dosis de refuerzo de forma continua cada tres o cuatro meses«, explican desde la EMA.

Además, también consideran que este acelerado ritmo de vacunación puede tener otras consecuencias negativas, como puede ser el «riesgo de cansancio en la población» con la administración continua de refuerzos.

Otra de las consecuencias negativas, y que «preocupa bastante» a la Agencia Europea del Medicamento, es el problema de «la respuesta inmune» ante la administración de tantas dosis en tan poco tiempo.

«Si tenemos una estrategia en la que damos refuerzos cada, digamos, cuatro meses, terminaremos probablemente teniendo problemas con la respuesta inmune, que no será tan buena como quisiéramos. Así que deberíamos tener cuidado con no sobrecargar el sistema inmunológico con la inmunización repetida», explicó Marco Cavaleri, jefe de Estrategia de Vacunación de la Agencia Europea del Medicamento.

Si no quedara otra opción desde un punto de vista epidemiológico, «se puede hacer una o dos veces, pero no es algo que podamos pensar que deba repetirse constantemente y sería mucho mejor empezar a pensar en una administración de refuerzos más espaciada en el tiempo«, como ya ocurre con la gripe en otoño.

Este debate surge tras conocerse que algunos países consideran la posibilidad de ofrecer a las personas una segunda inyección de refuerzo. Este sería un intento por brindar una mayor protección ante el notable aumento de contagios por la variante ómicron. 

Por ejemplo, a principios de este mes, Israel se convirtió en el primer país en comenzar a administrar un segundo refuerzo, lo que se convierte en una cuarta inyección, a todas las personas mayores de 60 años.

Por ese motivo, la EMA advierte que esta estrategia de vacunación contra la variante ómicron preocupa porque puede tener importantes consecuencias negativas sobre la población y su sistema inmunológico.

Artículos relacionados