jueves, diciembre 2, 2021

La UE, a un paso de regular la censura en las redes

La Ley de Servicios Digitales (DSA, por sus siglas en inglés) se está cocinando en las instituciones europeas y prevé regulaciones más estrictas para las empresas tecnológicas además de dar a los usuarios el derecho de reclamar a las plataformas que eliminan su contenido. Su lema viene a ser: «lo que es ilegal fuera de internet debe serlo también en internet». Las instituciones europeas pretenden así actualizar sus armas legales, ya que de momento se cuenta solo con una directiva vigente sobre el comercio electrónico que data del 2000.

La propuesta presentada por la Comisión Europea prevé unificar la estrategia para lidiar con el contenido que se considere ilegal. Hasta la fecha, la UE se limitaba a proponer un código de buenas conductas contra el discurso del odio al que se suscriben las gigantes tecnológicas. Las instituciones europeas pretenden acabar con el dogma de la sección 230 de la legislación estadounidense, que otorga a las empresas de medios sociales inmunidad de responsabilidad civil por el contenido publicado por sus usuarios.

La Eurocámara, desde hace varios años, defiende una mayor presencia pública para regular las normas digitales de la UE. «La solución no es obligar a las plataformas a regular y restringir la libertad de expresión. No deben ser las corporaciones sino las instituciones democráticas y los jueces quienes decidan suprimir o no un mensaje que consideren ilegal», consideró Kim Van Sparrentak, de los Verdes neerlandeses, en la comisión de Mercado Interno y Protección del Consumidor (IMCO) del PE que tuvo lugar el pasado lunes.

Desde la comisión para Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior (LIBE) se insta a la Comisión a que las medidas de retirada de contenidos solo se apliquen a los «contenidos ilícitos» por la legislación europea o nacional, y no a los «contenidos nocivos», como los bulos, protegidos por las normas en materia de libertad de expresión.

 

Artículos relacionados