martes, junio 28, 2022

La presión hospitalaria sigue descendiendo, como también lo hace la incidencia acumulada

El número de hospitalizaciones totales, tanto en planta como en UCI, ha bajado en los siete últimos días desde los 10.898 pacientes hasta los 8.258

España roza los 99.000 fallecidos (98.936) desde el inicio de la pandemia, tras notificarse 301 decesos en el último día, en un contexto en el que prosigue el descenso de la incidencia hasta los 676 casos (59 puntos menos), pero con un repunte de los contagios (33.911).

La cifra de fallecidos en esta última ola, que comenzó hace poco más de cuatro meses, asciende a 12.019, por lo que casi duplica los consignados en la quinta oleada, que rondaron los 6.500.

La tasa global de mortalidad por covid-19, que se calcula en base al total de población que se ha contagiado (10.914.105), se ha ido reduciendo en los últimos meses desde el 1,7% hasta el 0,9%, aunque en esta sexta ola una de las causas de la explosión de los contagios han sido las infecciones en colectivos de menor edad y con menor riesgo, principalmente los niños menores de 11 años, que han registrado incidencias por encima de los 6.000 casos por cada 100.000 habitantes.

Según los datos del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo), el segundo año del coronavirus (2021) dejó en España un exceso de más 30.200 muertes, cifra que equivale, aproximadamente, a la tercera parte del exceso de mortandad de toda la pandemia y que asciende a 102.760 fallecimientos más que no computan en las estadísticas oficiales.

España sigue en riesgo muy alto de transmisión

Los contagios han subido desde el lunes, pasando de los 22.194 hasta los casi 34.000 de hoy.

La incidencia acumulada apunta que España está aún en riesgo «muy alto» por trasmisión del semáforo covid, con una cifra de casos diarios y una incidencia que supera aún la de picos de olas anteriores, aunque la vacunación y un alto número de ciudadanos que han pasado ya la infección permite que la situación hospitalaria continúe descendiendo.

En total, 38.398.979 tienen la doble dosis -81% de la población total- y de ese cómputo 23.927.015 ha recibido el tercer suero o extra de refuerzo.

Sólo Andalucía (390), Castilla-La Mancha (433), Madrid (436) y Melilla (362) se encuentran por debajo de los 500 casos por cada 100.000 habitantes de incidencia, es decir que han bajado de riesgo muy alto a alto.

En cuanto a la incidencia a 7 días, que mide la trasmisión en la última semana, baja desde los 272 casos hasta los 257 (riesgo muy alto).

Las hospitalizaciones por covid-19 en España siguen descendiendo con la ocupación en planta que baja al 6,6% y también en las unidades de cuidados intensivos, que se reduce al 12,5%, es decir, ambas en riesgo medio.

Sin embargo, al menos 5 territorios siguen con un indicador UCI que sobrepasa el 15%, es decir en riesgo alto.

El número de hospitalizaciones totales, tanto en planta como en UCI, ha bajado en los siete últimos días desde los 10.898 hasta 8.258 pacientes y en las unidades de críticos -el indicador más importante sobre la saturación hospitalaria- lo ha hecho de 1.372 a 1.162.

Cataluña (22,8%) y Aragón (22,3%) son los territorios que tienen una mayor ocupación de pacientes covid críticos. País Vasco (15,9%), la Comunidad de Madrid (15,8%), Baleares (16%) son las siguientes en mayor tasa, mientras que el resto se encuentra por debajo del 15%.

La Rioja, Murcia, Extremadura, Castilla-La Mancha, Asturias y Andalucía se sitúan en riesgo bajo (del 5% al 10%) y sólo Galicia (3,2%) está en el indicador UCI de «circulación controlada».

Descienden los contagios y varios países flexibilizan la mascarilla

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado hoy de que el sublinaje BA.2 de ómicron debe seguir siendo considerado una variante de preocupación y, por este motivo, mantiene su estudio al observar que todo apunta a que es muy transmisible.

A nivel mundial, la proporción de secuencias notificadas designadas como BA.2 ha aumentado en relación con BA.1 en las últimas semanas, sin embargo la OMS constata que la circulación mundial de todas las variantes está disminuyendo.

En este contexto, en Europa una gran parte de países han optado por ir flexibilizando el uso de las mascarillas, mientras que en España intensivistas y epidemiólogos mantienen que no es el momento oportuno para eliminarlas en interiores, ni ahora ni en el corto plazo.

Coinciden en que no hay que arriesgarse porque el virus sigue circulando y se avecinan celebraciones como Carnavales y Semana Santa, por lo que ven posible que se produzca un repunte en los contagios.

Fuente: EFE

Artículos relacionados