domingo, febrero 28, 2021

La policía rusa detiene a la mujer de Navalni y a cientos de manifestantes por todo el país

Las marchas por Rusia este sábado, exigen la liberación de Navalni con carteles de «Libertad» y cánticos con «¡Putin, ladrón!», las detenciones han comenzado incluso antes de la cita

La Policía rusa detuvo hoy en Moscú a Yulia Navalnaya, esposa del líder opositor ruso, Alexéi Navalni, informó ella misma en un mensaje de su cuenta de Instagram.

«Perdón por la mala calidad. Hay una luz muy pobre dentro del furgón» policial, escribe la mujer de Navalni debajo de una fotografía suya.

Yulia Navalnaya fue detenida en medio de las marchas que se celebran en todo el país en apoyo de su esposo, actualmente en prisión preventiva tras ser arrestado el domingo pasado a su regreso a Rusia.

Rusia detiene a cientos de partidarios de Navalni en marchas en todo el país

La Policía rusa ha detenido a cientos de personas en todo el país en las marchas que tienen lugar este sábado en apoyo del líder opositor Alexéi Navalni, que se encuentra en prisión preventiva tras ser detenido a su regreso de Alemania, donde se había recuperado del envenenamiento que sufrió el año pasado.

De acuerdo con el portal OVD-info, especializado en el seguimiento de detenciones, al menos 381 personas han sido arrestadas hasta el momento en todo el país por las fuerzas de seguridad, en ocasiones con el uso de la violencia.

Las marchas tienen lugar en 93 ciudades con el lema ¡Libertad! para exigir la liberación de Navalni, a quien el Servicio Federal Penitenciario de Rusia acusa de haber incumplido las condiciones de una pena de cárcel suspendida de 3,5 años dictada contra él en 2014 y declarada ilegal por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En Moscú, donde la marcha para exigir la liberación de Navalni empezó a las 14.00 hora local (11.00 GMT) en la céntrica plaza Púshkinskaya, las detenciones comenzaron incluso antes de la cita.

Entre los detenidos se encuentra una de las principales aliadas de Navalni, la política y abogada del Fondo de Lucha contra la Corrupción (FBK), Liubov Sobol.

A Sobol, una de las caras más visibles del equipo de Navalni, se la llevaron los agentes antidisturbios recurriendo a la fuerza cuando hacía declaraciones a los medios de comunicación.

«¡Fascistas!», gritaban algunos de los partidarios del líder opositor que estaban cerca.

Las autoridades rusas ya habían advertido en los últimos días a través de la Policía y la Fiscalía de que tomarían medidas contra los asistentes de las marchas no autorizadas.

Campaña de acoso

El jueves iniciaron una campaña de acoso contra activistas y los principales colaboradores de Navalni para tratar de impedir las marchas de este sábado con la detención y el encarcelamiento de varios de ellos, como su portavoz Kira Yarmish, que cumple 9 días en prisión.

La propia Sobol fue detenida el jueves durante varias horas, tras lo cual le impusieron una multa de más de 3.300 dólares por haber violado de manera reiterada «las reglas de organización de una manifestación» no autorizada.

Las marchas, en las que participan en todo el país decenas de miles de personas, según el portal Meduza, comenzaron este sábado en varias ciudades del Lejano Oriente ruso con gritos en contra del presidente ruso, Vladímir Putin, a quien Navalni acusa de haber ordenado su envenenamiento en Siberia en agosto pasado.

Pancartas con el lema ¡Libertad» y cánticos con ¡Putin, ladrón!» y «¡Nosotros somos el poder!» o «¡Vete!» se podía escuchar este sábado en todo el país en las marchas en favor del líder opositor, que tienen lugar además después de la publicación de un vídeo por parte del FBK de Navalni en el que se acusa Putin de recibir de sus amigos «el palacio más caro del mundo» a orillas del mar Negro.

El vídeo sobre «la mayor trama de corrupción de Rusia» por un monto de más de 100.000 millones de rublos (unos 1.400 millones de dólares), ya ha superado los 60 millones de visitas en YouTube.

- Publicidad -

Artículos relacionados

- Publicidad -