martes, julio 16, 2024
martes, julio 16, 2024

La ONU condena las anexiones y los bombardeos rusos en Ucrania mientras Moscú defiende la legalidad de las consultas

Los ataques a gran escala lanzados este lunes por Rusia constituyen «otra escalada inaceptable de la guerra», según el secretario general, António Guterres

La Asamblea General de la ONU abrió este lunes una sesión especial para discutir las anexiones rusas en Ucrania en medio de una fuerte alarma por los bombardeos llevados a cabo unas horas antes por tropas de Moscú en ciudades de todo el país. Esos ataques, que según Kiev dejaron al menos 19 civiles muertos y 105 heridos, marcaron el inicio de una reunión en la Asamblea General que se espera dure varios días y que culminará con el voto de una resolución para condenar los referendos de anexión organizados en cuatro regiones de Ucrania.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, consideró que los ataques a gran escala lanzados este lunes por Rusia constituyen «otra escalada inaceptable de la guerra» por la que los civiles «están pagando el precio más alto».

Esas palabras resonaron una y otra vez en el hemiciclo de la Asamblea General, donde numerosos países condenaron las acciones de Moscú y Kiev las denunció como un crimen de guerra. «El mundo entero ha visto una vez más la verdadera cara del Estado terrorista que asesina a nuestra gente. Sufriendo derrotas en el campo de batalla, Rusia la toma con los pacíficos residentes de las ciudades ucranianas», dijo el embajador ucraniano ante la ONU, Sergiy Kyslytsya.

Referendos sin validez

Sobre los referendos celebrados en las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón, y los intentos rusos de anexionarse esos territorios, los países que intervinieron este lunes condenaron esas consultas y denunciaron su carácter ilegal, dejando claro que no cambian en nada el estatus de esas zonas, que siguen siendo parte de Ucrania.

Ese es el mensaje principal del borrador de resolución presentado por Ucrania y sus aliados, que demanda a Moscú que dé marcha atrás a esas acciones y le exige que retire sus tropas inmediatamente y sin condiciones del país vecino.

El texto se preparó después de que Rusia vetara uno similar en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, lo que llevó a Occidente a acudir a la Asamblea General, donde nadie puede bloquear un solitario una decisión.

Rusia defiende las anexiones y saca el caso de Kosovo a relucir

Por su parte, Rusia defendió ante la Asamblea General sus recientes anexiones de territorios ucranianos y aseguró que el Gobierno de Ucrania ha perdido toda legitimidad en esas zonas y entre los habitantes rusoparlantes del país.

El embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, cargó con dureza contra el proyecto de resolución presentado por Ucrania y sus aliados para condenar la celebración de «referendos ilegales» en regiones ucranianas y declarar que los intentos rusos de anexionarse esos territorios «no tienen validez bajo la ley internacional». Nebenzia insistió en que su país está actuando en Ucrania en defensa de una población cuyos derechos estaban siendo pisoteados y aseguró que los referendos se desarrollaron con todas las garantías.

El representante ruso, además, acusó a las potencias occidentales de un doble rasero por aceptar en el pasado la segregación de Kosovo y oponerse ahora a la escisión de las regiones de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón y su adhesión a Rusia.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores