lunes, agosto 15, 2022

La ley que persigue a quienes acuden a rezar frente a centros abortivos se aprueba en el Congreso

Los grupos provida se enfrentarán a una pena de prisión de tres meses a un año o a trabajos en beneficio de la comunidad

La ley que castigará penalmente a los grupos provida que acuden a rezar frente a clínicas abortivas se aprobó este jueves en el Congreso y seguirá su tramitación en el Senado en medio de la polémica por la campaña que llama a acudir a rezar ante estos centros.

La mayoría del Pleno del Congreso de los Diputados dio el visto bueno a la proposición de ley presentada por el PSOE, que modifica el Código Penal para penalizar lo que los socialistas entienden como «acoso» a las mujeres y trabajadores de las clínicas en las que se practican abortos.

Todo ello, tras la campaña publicitaria en marquesinas puesta en marcha por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP) que anima a «rezar» ante las clínicas abortistas.

Una decena de ayuntamientos decidieron retirar de marquesinas y soportes publicitarios la campaña, al considerar que vulnera los derechos de las mujeres, aunque otros, como Madrid y Córdoba, la mantuvieron.

Los carteles, con el lema «Rezar frente a las clínicas abortistas está genial», se colocaron en 250 soportes de 33 ciudades, en respuesta a esta proposición de ley.

Durante su tramitación parlamentaria, los grupos han acordado que quienes acudan a rezar a estos centros puedan ser perseguidos sin que sea necesaria una denuncia expresa de la mujer que los ha sufrido. Se enfrentarán a una pena de prisión de tres meses a un año o a trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 80 días.

PP y Vox se han posicionado en contra de esta reforma legal, pues sostienen que quienes acuden a estos centros para impedir que las mujeres aborten ejercen libremente sus derechos de reunión y manifestación.

Artículos relacionados

Cuando las cosas tienden a cero

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel