martes, agosto 16, 2022

La Junta de Castilla y León destina un fondo de 35 millones de euros para paliar los efectos del incendio de Zamora

Tras el recorte anunciado de 20 millones en sindicatos y patronal, la comunidad destinará 35 millones de euros a los destrozos de la Sierra de la Culebra

La Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves un fondo de 35 millones de euros para paliar los efectos del grave incendio de la Sierra de la Culebra zamorana, que ha calcinado más de 30.000 hectáreas, y contra el que el portavoz del Ejecutivo, Carlos Fernández Carriedo (PP), ha reconocido impotencia: «No siempre el ser humano puede con la fuerza de la naturaleza», ha dicho.

Ha sido el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, quien ha anunciado la cuantía de estas ayudas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno autonómico, que con estas medidas «demuestra desde el primer minuto un enorme esfuerzo personal y presupuestario con los que más lo necesitan», en palabras del también dirigente autonómico de Vox.

Una medida que se produce tras el anuncio del pasado lunes 13 por parte de la Junta de recortar la mitad de las ayudas destinadas a los sindicatos y a la patronal en Castilla y León para destinarlas a emergencias sociales. Una propuesta abanderada por Vox que ha recordado haber cumplido a través de Twitter pero que mas tarde ha reculado García-Gallardo afirmando que «no va a haber necesariamente un recorte de 20,3 millones en las subvenciones porque eso aún no ha sido acordado en el seno del Consejo de Gobierno”.

En Salamanca, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado la ejecución de «mejoras en el servicio de extinción de incendios, en el operativo y en lo que sea necesario».

De esta manera ha respondido al ser preguntado sobre las protestas que este pasado miércoles protagonizaron ante el Parlamento autonómico un grupo de bomberos forestales y agentes ambientales por el incendio en la Sierra de la Culebra.

Mañueco ha asegurado que su versión del incendio se basa en lo que le «trasladan» los especialistas, en referencia a la rueda de prensa ofrecida por los técnicos del Centro de Lucha contra el Fuego, que tiene su sede en León y que son de la Junta.

El vicepresidente, por su parte, ha anunciado que tiene intención de visitar «cuanto antes» la zona afectada por el incendio, aunque ha añadido que buscarán «un momento adecuado» para trasladar la «solidaridad y afecto» a los habitantes de la comarca.

García-Gallardo ha argumentado que no ha ido en estos últimos días al lugar del incendio porque la semana pasada era «más útil» analizando «medidas y soluciones del día después» del incendio, que yendo para una visita.

El vicepresidente de la Junta ha afirmado que la cantidad de 35 millones de euros es «susceptible de aumento» porque la Junta pretende coordinarse y consensuar con otras administraciones y con los afectados las actuaciones que vayan a llevarse a cabo, entre otras, las financiadas con los 2 millones de euros iniciales comprometidos ayer por el Gobierno central.

Carriedo ha desvinculado destinar fondos a la prevención y a la ampliación del operativo contra incendios de los millones que ha costado tanto la extinción como las ayudas posteriores ofrecidas en Ávila el pasado año (incendio de Navalacruz) y ahora en Zamora. Ha defendido que el mismo operativo de Ávila -ya en agosto con la campaña iniciada- no pudo contener las llamas hasta arder 22.000 hectáreas y en el caso de Zamora -aún sin iniciarse- tuvo que esperar una «tregua de la naturaleza» para apagarlo. Para Carriedo, la comparación entre ambos incendios es «la demostración de que a veces no es solo una cuestión de medios, sino de la capacidad de encontrar la oportunidad para poderlo apagar», en referencia a las difíciles condiciones ambientales -viento, calor y sequedad del terreno-.

Artículos relacionados