domingo, diciembre 4, 2022
domingo, diciembre 4, 2022

La inflación en 2021 fue la más alta de los últimos 30 años

El IPC lleva nueve meses seguidos de escalada, con la electricidad, la alimentación y los carburantes como principales subidas

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha rebajado en dos décimas el dato de inflación al cierre de 2021 respecto a su avance de hace quince días, hasta situarla en el 6,5%, que aun así se convierte en la tasa más alta desde mayo de 1992.

Así se desprende del Índice de Precios de Consumo (IPC) correspondiente a diciembre, divulgado este viernes, y que refleja un aumento de un punto respecto a la cifra de noviembre (5,5%).

La subida de los precios en comparación con el último mes de 2020 vuelve a estar marcada por el fuerte encarecimiento de la electricidad, que se disparó un 72% en tasa interanual, a la que se han sumado otros componentes como la alimentación y el segmento de hoteles, cafés y restaurantes.

En el apartado de energía y combustibles, el gas natural se incrementó en un 11,3%, exactamente el mismo porcentaje que un mes antes, y tanto el gasóleo como la gasolina se ralentizaron en diciembre hasta cerrar el año en el 24,6% y el 23%, respectivamente.

Nueve meses seguidos de escalada

El IPC general refleja una escalada continua desde el mes de febrero, cuando la inflación se situó en el 0,0%, para posteriormente ir subiendo al 1,3% en marzo; al 2,2% en abril; 2,7% en mayo y junio; 2,9% en julio; 3,3% en agosto; 4% en septiembre; 5,4% en octubre; 5,5% en noviembre, y finalmente el 6,5% en diciembre.

La inflación media del ejercicio 2021 alcanzó el 3,1%, lo que supone la cifra más alta en la última década.

También aumentó de forma significativa la inflación subyacente -indicador en el que se excluyen los precios de los alimentos no elaborados y los productos energéticos-, que acabó diciembre con una tasa del 2,1%, cuatro décimas más que el mes anterior y un nuevo máximo desde marzo de 2013.

Fuente: EFE.

Relacionados

spot_img

Colaboradores