jueves, diciembre 9, 2021

La Generalidad pide al Gobierno que se ponga al lado del catalán y obvie la sentencia del 25 % de las clases en castellano

La consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, ha dejado claro que su Gobierno seguirá impulsando el catalán como lengua vehicular educativa

La Generalidad defiende que su «obligación» es mantener la inmersión en la educación y ha pedido al Gobierno, a quien correspondería instar la ejecución de la sentencia que obliga a que el 25 % de las clases sean en castellano, que apoye «una de las lenguas también españolas, que es el catalán».

Así lo ha indicado, en declaraciones a los periodistas, la consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, una vez es firme la sentencia de diciembre pasado del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que obligaba al Gobierno catalán a garantizar un mínimo del 25 % de clases en castellano en las escuelas catalanas.

Ciuró ha asegurado que, después de que el Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de la Generalidad, quien tendría que ejecutar la sentencia es el tribunal que la dictó, en este caso el TSJC, y que, si no lo hace, quien le debería de instar es quien promovió la acción, en este caso el Gobierno, que impulsó esta iniciativa durante el mandato de Mariano Rajoy (PP).

«A ver qué hace el Ministerio (de Educación). Lo que tendría que hacer es ponerse al lado de una de las lenguas también españolas, que es el catalán», ha subrayado Ciuró.

Precisamente, la ministra de Justicia, Pilar Llop, ha explicado, sobre la negativa del Gobierno catalán a acatar la sentencia del TSJC, ratificada por el Supremo, que no es al Ejecutivo sino al tribunal sentenciador al que corresponde su ejecución y pedir que se cumpla.

Por este motivo, el Gobierno se ha remitido a la Generalidad para cumplir la sentencia del TSJC.

Ciuró ha remarcado que la «obligación» de la Generalidad es garantizar la inmersión lingüística en Cataluña y dar la posibilidad de que la ciudadanía aprenda y use igual el castellano y el catalán, por lo que su «compromiso» es que el catalán, como lengua «minorizada y con la que no se puede hacer vida al 100 %, tampoco en las escuelas», sea la lengua vehicular en la educación.

«Nuestra obligación es mantener esta actuación (la inmersión) porque es cumplir con un mandato de la Carta Europea sobre Lenguas Regionales y Minoritarias y la Ley de Educación de Cataluña. Y aquí estaremos, para proteger el catalán», ha resaltado.

Fuente: EFE

Artículos relacionados