miércoles, agosto 10, 2022

La Fiscalía cree que lo único que queda por determinar en el caso Neurona es si hubo «exceso en el pago» de Podemos

El juez Juan José Escalonilla ya puso fin a las pesquisas la semana pasada a la espera de que lleguen dos informes pendientes

La Fiscalía de Madrid sostiene que la investigación del caso Neurona no ha acreditado «la existencia de un contrato simulado» entre Podemos y una consultora mexicana para las elecciones generales de 2019, si bien considera que en la causa falta por aclarar si hubo «exceso en el pago» de sus trabajos.

El ministerio público entiende que lo único que queda por determinar en el procedimiento, «si es posible», es el valor de los trabajos que realizó la empresa Neurona para el partido y si se produjo un exceso en el pago de los mismos, y por ello se opuso a que el juez acordase nuevas testificales a petición de una acusación.

El titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, Juan José Escalonilla, siguió su criterio y la semana pasada puso fin a las pesquisas a la espera de que lleguen dos informes pendientes, uno de ellos relativo al coste y precio de los trabajos que realizó la consultora para la formación morada.

Según el escrito remitido al juez hace unos días, al que ha tenido acceso Efe, la fiscal se opuso a tomar nuevas declaraciones «dado que ya ha quedado acreditado que Neurona contrató trabajadores en México que se desplazaron a Madrid y prestaron funciones», aunque consideró que «nada obsta» para que se soliciten en el juicio.

El ministerio fiscal considera que «de las diligencias practicadas no resulta indiciariamente acreditado la existencia de un contrato simulado».

La fiscal hace un repaso de todas las diligencias practicadas desde que se abrió la causa hace ya dos años, y añade en su escrito que, según un auto del juzgado, el delito electoral «se puede cometer igualmente cuando los fondos electorales son utilizados para el pago de un gasto electoral por un precio mayor a su coste real con la finalidad de distraer parte del numerario existente en las cuentas electorales a un fin distinto al servicio que se retribuye».

Dicha distracción se ocultaría «mediante la fijación de un precio excesivo, no real y no concorde con los servicios realmente prestados».

Además del partido, en esta causa están investigados, entre otros, el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero y otros cargos como Juanma del Olmo o Daniel de Frutos.

El magistrado investiga la contratación por 363.000 euros de la consultora Neurona para las elecciones generales del 28 de abril de 2019 y la factura de 26.200 euros que cobró Juan Carlos Monedero de la empresa Neurona Consulting por trabajos de asesoría política, que la Policía considera que es «falsa».

Fuente: EFE

Artículos relacionados

Un gesto majestuoso

Suspicious minds

La polémica del cartel