lunes, septiembre 27, 2021

La factura de la luz se pone en máximos en julio pese a la rebaja del IVA

La vinculación de la tarifa regulada al precio del mercado mayorista continúa siendo el gran lastre en el recibo de la electricidad

La rebaja del IVA del 21% al 10% en la factura de la luz no ha bastado para evitar que en julio el recibo de la luz se equipare al más alto del año, el de junio, debido a unos precios de la electricidad desbocados en el mercado mayorista, cuya media ha sido de 92,41 euros/megavatio hora (MWh) en el mes, la más alta desde que hay registros.

Para un consumidor tipo, el recibo de la luz, a falta de un día para que acabe julio, se sitúa en 62,60 euros, muy próximo al de junio (mes con un día menos), cuando alcanzó los 62,94 euros en la que fue la factura más alta del año.

La factura de julio es, a falta de mañana, solo un 2,7% más barata que la de junio (34 céntimos menos), pese a la rebaja que aprobó el Gobierno y entró en vigor el 26 de junio.

Si se compara el recibo con el de julio de 2020, la de julio del presente año es un 26,4% más cara (13,09 euros) y respecto a la de julio de 2019 se encarece un 12,82% (6,72 euros más).

La polémica tarifa regulada

La vinculación de la factura regulada al precio de la electricidad en el mercado mayorista ha sido cuestionada desde las compañías eléctricas durante esta semana.

Lo expresaba el consejero delegado de Endesa, José Bogas, el pasado martes cuando decía que «la principal diferencia entre España y el resto de países es la tarifa regulada, que está indexada al precio del mercado» y que hace que «los consumidores domésticos no están protegidos de la volatilidad» de los precios en el mercado mayorista.

Artículos relacionados