viernes, enero 21, 2022

La escasez de vidrio condiciona la producción de licores y perfumes en la campaña de Navidad

Las empresas aseguran que los pedidos de vidrio llegan tarde y un 30% más caros

Sectores como el de las bebidas o la perfumería, intensivos en el uso de vidrio, han tenido que adaptar su producción a la disponibilidad de este material, que escasea por el tirón de la demanda y los retrasos en la llegada de la materia prima necesaria para su fabricación.

Ello ha provocado que el precio del vidrio se haya disparado y que los plazos de entrega se hayan dilatado, condicionando los planes de producción de muchas empresas, justo en un momento de máxima actividad como es la campaña de Navidad.

El licor, más caro en Navidad

La Unión de Licoristas de Cataluña, patronal que agrupa a una treintena de fabricantes y distribuidores de bebidas espirituosas, como Anís del Mono, Mascaró, Juan Torres o Bardinet, ha visto cómo la falta de vidrio ha impedido preparar con la antelación habitual la campaña navideña, alargándola hasta principios de diciembre.

«No es que falte vidrio, es que llega tarde y más caro», explica a EFE Enric Porta, secretario general de la entidad, que representa el 95 % del volumen de licor que se produce en Cataluña y el 25 % de toda España.

Las empresas licoreras aseguran que los pedidos de vidrio, material imprescindible para el embotellado de las bebidas, tardan tres semanas más de lo normal en llegar por los problemas de suministro y que el que llega es un 30 % más caro.

«Esto es un problema gravísimo para nosotros», afirma Porta, que reconoce que la producción de licores se va adaptando a la disponibilidad de cristal y que las entregas a distribuidores y al cliente final también sufren retrasos.

En Cataluña, además, se da la circunstancia de que hay dos grandes fábricas de vidrio y que una de ellas opera al 50 % de su capacidad por problemas técnicos, lo que aún agrava más la situación.

Enric Porta admite que estos problemas de suministro harán que las botellas de licor sean más caras estas Navidades, aunque aún así confía en que la campaña sea «mucho más buena que en 2020» y que la situación se regularice progresivamente en los próximos meses, una vez se normalice la demanda y se recupere la producción habitual.

Vino y cava esquivan la crisis, por ahora

En cuanto al sector del vino y el cava, la crisis global de suministros no está condicionando por el momento su producción, al menos la de las grandes y medianas compañías, que aún así están a la expectativa de ver cómo evoluciona la situación, porque si se alargara sí les podría generar problemas.

El gigante del cava Freixenet asegura que «dada la situación actual que afecta a las industrias a nivel internacional, se ha producido un retraso en el suministro de determinadas materias primas», como botellas, etiquetas, cartón o corcho, por ejemplo, y que «si esta situación continúa a largo plazo, podría afectar al servicio al cliente».

Su gran competidor, Codorniu, que produce tanto vino como cava, no está teniendo por ahora problemas de suministro de botellas, y en esta línea fuentes de la empresa señalan a EFE que trabajan «a muy largo plazo y con contratos cerrados» con sus proveedores. Aunque por el momento no es el caso, estas fuentes apuntan que la crisis podría acabar afectándoles si se alargan los problemas.

La perfumería dispara la demanda de vidrio

La industria de la perfumería también está siguiendo de cerca la crisis de los suministros y los fabricantes de vidrio para este sector no dan abasto para satisfacer los pedidos de las marcas, que se han disparado en los últimos meses, especialmente de cara a Navidad.

La empresa segoviana Verescence, perteneciente al grupo francés Saint Gobain y que fabrica frascos de vidrio para perfumería y cosmética, tiene entre sus clientes a las principales marcas del sector, como Dior, Chanel, Loewe o Puig, y trabaja a máximo rendimiento, con todas las líneas de producción al 100 %, para poder hacer frente al aumento de los pedidos.

Verescence, con 400 empleados en España y una facturación de más de 80 millones de euros, cuenta con dos hornos de fabricación de vidrio en España, uno para el sector de la perfumería y otro especializado en aisladores, elementos que se utilizan en las torres de alta tensión, por ejemplo, para aislar y fijar cables.

Vidrio ‘a cuenta gotas’ en la cosmética

A pleno rendimiento opera también la empresa Virospack, que tiene sede en Badalona (Barcelona) y es líder mundial en la fabricación de cuentagotas para empresas de cosmética, con clientes «desde hace muchos años» como L’Oréal, Guerlain, L’Occitane o Estée Lauder, entre otras muchas grandes marcas internacionales.

La directora de Marketing y Comunicación de la compañía, Rosa Porras, indica a EFE que no tienen ‘stock’ de producto acabado, ya que siempre fabrican bajo pedido, respondiendo así a la demanda de la marca y asegurando la personalización del envase final.

Fuente: EFE

Artículos relacionados