miércoles, noviembre 30, 2022
miércoles, noviembre 30, 2022

La desolación de Mariúpol: Rusia atribuye la situación de la ciudad a los combates contra «nacionalistas» ucranianos

Los rusos aseguran que las tropas prorrusas de Lugansk han «liberado más del 90% del territorio» de la autoproclamada república separatista

El Ministerio de Defensa de Rusia ha asegurado que las fuerzas separatistas prorrusas de Donetsk, con el apoyo de las Fuerzas Armadas rusas, combaten a los «nacionalistas» ucranianos en el centro de Mariúpol, en el sureste de Ucrania.

«En Mariúpol, unidades de la República Popular de Donetsk, con el apoyo de las Fuerzas Armadas rusas, están apretando el cerco y luchando contra los nacionalistas en el centro de la ciudad«, indicó este viernes el portavoz de Defensa, Igor Konashénkov, en el primer parte militar de la vigésimo tercera jornada de la llamada «operación especial militar» de Rusia en Ucrania.

Por otra parte, el Ministerio ruso de Defensa aseguró que las tropas prorrusas de Lugansk, con el apoyo del fuego ruso, ha «liberado más del 90% del territorio» de la autoproclamada república separatista.

Mariúpol, ciudad de casi 450.000 habitantes a orillas del mar interior de Azov, está sufriendo un bloqueo desde hace 17 días, y en su entorno hay entre 12.000 y 14.000 soldados rusos, según dijo el jueves el diputado ucraniano Sergiy Taruta.

La Alcaldía de Mariúpol, urbe clave para el corredor terrestre que, según Kiev y Occidente, Rusia quiere construir desde el Donbás a la anexionada península de Crimea, indicó a su vez que más de 350.000 residentes continúan en una situación crítica en refugios.

Aseguró además que «entre 50 y 100 bombas caen cada día sobre la ciudad» y que «alrededor del 80% del parque de viviendas de la ciudad ha quedado destruido».

Pese a ello, en los últimos dos días, los residentes de Mariúpol comenzaron a abandonar la ciudad en transporte privado hacia Berdiansk y luego a Zaporiyia. En total, unos 6.500 coches escaparon del asedio, según el consistorio, lo que suma unas 30.000 personas.

El miércoles, Kiev denunció el bombardeo del Teatro Dramático y el edificio de la Piscina Neptuno, donde «cientos de personas, en su mayoría mujeres, niños y ancianos», se habían refugiado. El jueves, el Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que la aviación rusa no había efectuado ningún ataque sobre el teatro y atribuyó su destrucción al batallón de Azov de la Guardia Nacional.

«En la tarde del 16 de marzo, la aviación rusa no llevó a cabo ninguna tarea relacionada con ataques contra objetivos terrestres en la ciudad de Mariúpol«, indicó en un parte. «Según datos fiables disponibles, los militantes del batallón nacionalista ‘Azov’ cometieron una nueva provocación sangrienta al volar el edificio del teatro minado por ellos», sostuvo.

El miércoles y el jueves, los servicios de emergencia ucranianos aún estaban con tareas de desescombro y rescate de posibles supervivientes.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores