lunes, abril 15, 2024
lunes, abril 15, 2024

La crisis migratoria empeora en Chile con la llegada de cientos de personas de forma irregular

El Gobierno de Chile anuncia que pronto se realizarán expulsiones masivas de inmigrantes

Cientos de migrantes se encuentran varados en la pequeña localidad chilena de Colchane, en el límite con Bolivia, y miles en la ciudad más próxima, Iquique, tras ingresar al país por pasos fronterizos clandestinos, una situación que amenaza con colapsar la región.

La mayoría llega desde Venezuela buscando una oportunidad en Chile, pero entre las restricciones sanitarias, la política migratoria y su escasez de recursos económicos quedan atrapados sin poder continuar el viaje por el país.

A Colchane entran un promedio de 150 a 200 personas al día, según datos que maneja el alcalde de esta comuna de poco más de 1.500 habitantes, Javier García, quien alertó de una «avalancha de migrantes irregulares».

El edil teme que con la mejoría del tiempo en estos meses de primavera y del próximo verano austral se produzca una saturación como la de febrero de este año, con cerca de 2.000 personas arribando al lugar de forma irregular.

Cuando los migrantes llegan a Colchane, son alentados por las autoridades a presentarse en la Comisaría para declarar su situación irregular y que de esta manera les puedan hacer un test de antígenos de covid-19 y luego ser trasladados a una estadía en Iquique para hacer una cuarentena.

Pero ese proceso puede tardar días o semanas, tiempo en el que quedan varados en la localidad. Los que deciden no presentarse tratan de ir por su cuenta a Iquique, pero ante la epopeya de hacer un trayecto a pie de más de 250 kilómetros a través del desierto muchos desisten y quedan sin rumbo en Colchane.

Una frontera permeable desde hace décadas

La frontera con Bolivia ha sido una zona de entrada irregular al país desde hace décadas, pero la situación ahora «se hace más visible por las medidas restrictivas alentadas por el tema sanitario», dijo Noriega, que emplazó al Gobierno a buscar la manera de hacer discurrir el flujo migratorio de manera regular.

El ministro del Interior, Rodrigo Delgado, anunció que pronto volverán a hacerse expulsiones masivas de migrantes, una política que paralizó la Corte Suprema y que ha sido muy criticada por organizaciones internacionales y de derechos humanos.

Según la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile, entre enero y julio de este año se registraron 23.673 denuncias por ingreso al país por pasos no habilitados, lo que supone un 40 % que en todo 2020.

Entre los que intentan llegar, al menos 12 personas han muerto en lo que va de año en la tortuosa frontera norte, en pleno desierto de Atacama, a 3.500 metros de altitud y con temperaturas extremas de calor en el día y de frío en la noche.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores