lunes, julio 22, 2024
lunes, julio 22, 2024

La Corte Suprema de Brasil autoriza investigar a Bolsonaro por el asalto a los tres poderes de sus simpatizantes

Un eventual interrogatorio del expresidente «se apreciará en el momento oportuno», ya que actualmente se encuentra en Estados Unidos

La Corte Suprema de Brasil autorizó este viernes a la Fiscalía General investigar al expresidente Jair Bolsonaro por su presunta participación como autor intelectual del asalto a los tres poderes de miles de sus simpatizantes en Brasilia. El magistrado Alexandre de Moraes, uno de los once jueces del Supremo, acató la petición de la Fiscalía, presentada este mismo viernes y que pretende esclarecer si Bolsonaro incitó el violento ataque de sus partidarios más radicales, que buscaban derrocar al mandatario Luiz Inácio Lula da Silva.

Con esta decisión, Bolsonaro, quien actualmente se encuentra en Estados Unidos, adonde viajó el pasado 30 de diciembre, dos días antes de finalizar su mandato, por motivos nunca explicados, pasa a ser formalmente investigado por la intentona golpista del 8 de enero en Brasilia. Ese día, una marabunta de bolsonaristas, que como el exgobernante no reconocen la victoria de Lula en las elecciones presidenciales de octubre, invadieron y destrozaron las sedes de la Presidencia, el Congreso y la Corte Suprema durante cuatro horas.

De Moraes señaló en su fallo que un eventual interrogatorio del capitán retirado del Ejército «se apreciará en el momento oportuno», ante las «noticias de que el expresidente no se encuentra en territorio brasileño». La Fiscalía alega que Bolsonaro, un nostálgico defensor de las dictaduras militares de derechas, compartió un vídeo el 10 de enero que cuestionaba el resultado de los comicios, lo que supondría una «incitación pública a la práctica del crimen», a pesar de eliminarlo horas después.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de El Liberal (@elliberal_)

Para De Moraes, el hecho de divulgar ese vídeo evidenció que Bolsonaro «se posicionó de forma, en tesis, criminal contra las instituciones, en especial contra el Supremo Tribunal Federal, imputando a sus jueces fraude en las elecciones para favorecer» a Lula, «y el Tribunal Superior Electoral». Bolsonaro es investigado además en otros cuatro procesos penales abiertos en el Supremo, pero todos ellos están en la fase inicial y no se han presentado cargos contra el expresidente, que pretende volver de Estados Unidos a finales de este mes, según dijo recientemente a CNN Brasil.

Además, la Policía Federal arrestó este sábado en Brasilia a Anderson Torres, exministro de Justicia en el Gobierno de Bolsonaro, cuya detención fue ordenada en el marco de la investigación por el intento de golpe de Estado contra Luiz Inácio Lula da Silva, informaron fuentes oficiales. El ex ministro fue detenido por las autoridades en el aeropuerto internacional de Brasilia al desembarcar procedente de Miami, según confirmaron sus abogados a la prensa.

Torres era el secretario de Seguridad del Distrito Federal de Brasilia cuando miles de bolsonaristas radicales invadieron y destrozaron las sedes del Congreso, la Corte Suprema y la Presidencia, el domingo pasado. El avión en el que se trasladó el exministro llegó hacia las 7:30 hora local (10.30 GMT) al aeropuerto de Brasilia donde Torres era esperado por la Policía Federal.

La orden de arresto contra el exfuncionario fue expedida el miércoles por Alexandre de Moraes por «presunta omisión», y confirmada en pleno por los miembros del máximo tribunal de justicia. Torres asumió como Secretario de Seguridad Pública de Brasilia el 2 de enero y cinco días después se fue de vacaciones a Estados Unidos, por lo que no estaba en el país en el momento en el que se dieron los ataques de los radicales.

Al conocer la decisión del magistrado, el exministro anunció que regresaría al país para ponerse en manos de la Justicia y demostrar su inocencia, pues alega que había un plan de contingencia en caso de que se presentaran actos violentos en las marchas de los bolsonaristas. «Creo en la justicia brasileña y en la fuerza de las instituciones. Estoy seguro que la verdad prevalecerá», señaló en un mensaje publicado en las redes sociales.

La víspera el ministro de Justicia, Flávio Dino, afirmó que si Torres no regresaba a Brasil hasta el lunes el Gobierno solicitaría su extradición. Además de la orden de arresto, el magistrado Moraes también dictó un registro en la residencia de Torres, donde la Policía encontró el borrador de un decreto presidencial para intervenir el Tribunal Superior Electoral y «corregir» el resultado de las presidenciales, que Bolsonaro perdió ante Lula por una diferencia de 1,8 puntos porcentuales. El exministro de Bolsonaro alegó que «el citado documento fue incautado» cuando él no se encontraba en casa «y filtrado fuera de contexto, ayudando a alimentar narrativas falaces» contra él.

Fuente: EFE

Relacionados

spot_img

Colaboradores