miércoles, junio 29, 2022

La cifra mundial de refugiados bate su récord hasta alcanzar los 100 millones, más del 1% de la población

A los 90 millones de refugiados y desplazados registrados a finales de 2021 se han sumado unos 14 millones por la guerra en Ucrania

La guerra de Ucrania y otros conflictos causaron que la cifra global de refugiados y desplazados haya superado por primera vez desde que se tiene noticia los 100 millones de personas, proclamó este lunes la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

«Es un récord que jamás debería haberse batido«, señaló el alto comisionado de la ONU para los refugiados Filippo Grandi, quien afirmó que este hito «debe ser una llamada de atención para acabar con los conflictos, las persecuciones, y atender las causas que fuerzan a gente inocente a huir de sus hogares».

El número de refugiados y desplazados en el mundo a finales de 2021 rondaba los 90 millones de personas, ya entonces un récord, pero a esa cifra hay que sumarle ahora los 14 millones de ucranianos, más de la cuarta parte de la población nacional, que han tenido que dejar sus hogares este año a causa de la invasión rusa.

Ocho millones de estos ucranianos son desplazados internos y más de seis millones refugiados en otros países, según cifras de ACNUR y de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Para contextualizar la cifra de los 100 millones difundida este lunes, ACNUR señala que representa más del 1% de la población mundial y que solo 13 países tienen una población superior a este número. El dato incluye a personas refugiadas, solicitantes de asilo y más de 50 millones de desplazadas internas.

ACNUR, que publicará su cifra oficial de desplazados en el mundo en 2021, poco antes del Día Internacional del Refugiado (20 de junio), recuerda otras recientes y graves crisis de refugiados actuales en Etiopía, Burkina Faso, Birmania (Myanmar), Nigeria, Afganistán o la República Democrática del Congo, entre otras.

La ayuda humanitaria para este colectivo «es un paliativo, pero no una cura: la única forma de revertir esta tendencia es la paz y la estabilidad, para que los inocentes no tengan que optar entre correr peligro en sus casas o huir de forma precaria hacia el exilio», destaco Grandi.

Fuente: EFE

Artículos relacionados