domingo, abril 18, 2021

La alta eficacia inicial de los ERTE cayó a la mitad en el tercer trimestre de 2020, según el Banco de España

Estas conclusiones llevan a pensar a la entidad, que el mantenimiento de las ayudas del Gobierno debería enfocarse en las empresas que operan con los sectores más afectados

Los trabajadores que estuvieron en un ERTE en el segundo trimestre de 2020 tuvieron una probabilidad de reincorporarse al empleo 30 puntos superior respecto a quienes perdieron su puesto de trabajo, si bien ese diferencial bajó a 16 puntos para quienes se mantuvieron en ERTE en el tercer trimestre.

El diferencial positivo frente a quienes estuvieron parados o inactivos es aún menor, de 9 puntos, para quienes entraron en un ERTE en el tercer trimestre, y deja de existir en el caso mujeres, jóvenes y menos formados, así como en la construcción, la hostelería y el comercio, de acuerdo con el primer análisis del Banco de España.

El trabajo sobre los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) publicado este martes señala que la ausencia de efectos diferenciales en términos de incorporación al empleo efectivo de los trabajadores en ERTE en el tercer trimestre evidenciaría, fundamentalmente, la prolongación de niveles de actividad bajos, asociados a la continuidad de las restricciones provocadas por la pandemia.

Estas conclusiones llevan al Banco de España a pensar que el mantenimiento de las ayudas económicas del Gobierno debería estar enfocado a las empresas que operan en los sectores más afectados hasta que se supere la crisis sanitaria.

Añade que la protección de los ERTE podría vincularse de forma más directa a la realización de actividades formativas de los trabajadores afectados, que hasta el momento ha sido relativamente reducida.

- Publicidad -

Artículos relacionados

Hacia una tiranía colectivista

Clara Campoamor, ¿fascista?

Sánchez, el iluminado