martes, febrero 7, 2023
martes, febrero 7, 2023

José María Aznar: «Los dirigentes políticos son ahora un ejemplo de ignorancia supina»

Aznar asegura que España era mejor hace 20 años y que los políticos de ahora «no van a los mercados como antes, no se llenan los zapatos de barro»

El expresidente del PP, José María Aznar, ha hablado sobre el panorama político nacional que se está viviendo actualmente y asegura que España está viviendo una operación de destrucción, también ha hablado sobre la situación de Estados Unidos y ha opinado sobre lo que podrá suponer la transición de la administración Biden.

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha llamado este miércoles a construir «opciones estables en el centro para garantizar la convivencia» ante el rol jugado por EH Bildu y por su coordinador, Arnaldo Otegi, al apoyar los presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez. Aznar considera que “muchas formaciones viven del radicalismo” y en ese marco ha aludido a las declaraciones de Otegi, del que ha dicho que fue un terrorista que “sigue defendiendo la acción de los terroristas” o que fue el secuestrador de Javier Rupérez.

“Ese ha dicho hoy que el voto a los Presupuestos Generales del Estado es muy importante porque garantiza más el camino hacia la independencia. Hay que procurar que esas cosas no pasen”, ha reclamado Aznar en una conferencia para abrir el Aula de Liderazgo del Instituto Atlántico de Gobierno, que preside, y la Universidad Francisco de Vitoria.

Y ha sostenido que “los centros políticos en gran medida desaparecen porque todo tiende hacia la radicalización, hacia la izquierda y la derecha”, producto de una sociedad fragmentada que se «tribaliza», como a su juicio ocurrió en los años 30, aunque ahora con una “revolución tecnológica disruptiva”.

Para Aznar, «España era mejor hace 20 años que ahora«, como ha dicho aludiendo a las políticas liberales frente a la creación de sociedades dependientes «al servicio del tirano», tras criticar el peronismo argentino.

«No quiero ver cinco millones de españoles cobrando el subsidio de desempleo, me gustaría verles con un sistema de oportunidades, trabajando, con un empleo», ha afirmado el expresidente.

El exdirigente del PP ha defendido que España está viviendo una operación “de destrucción” y deslegitimización de sus instituciones, donde se está pensando un proceso constituyente “para destruir la sociedad española”.

En opinión de Aznar, «faltan líderes liberales que sean capaces de mantener con coherencia sus posiciones» y los dirigentes políticos son ahora «un ejemplo de ignorancia supina» al creer que «tienen que inventar el mundo desde cero».

«En España están ocurriendo cosas de esas que se decía que no iban a pasar pero están pasando», ha apuntado también el expresidente, defendiendo la necesidad de que los líderes conozcan la historia.

Además, ha considerado que los políticos pisan ahora «poco suelo», «no van a los mercados como antes, no se llenan los zapatos de barro»

Sobre el panorama internacional

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha augurado la vuelta de los talibanes al poder en Afganistán con la retirada de las tropas estadounidenses a causa de la «tendencia al retraimiento» iniciada por Barack Obama y continuada por Donald Trump.

«Nos podemos imaginar que en Afganistán una retirada norteamericana va a suponer después de los años que han pasado que los talibanes vuelvan a controlar el poder”, ha afirmado. Y ha criticado el rol que actualmente juega Estados Unidos ante el terrorismo al ser cuestionado sobre el papel que jugó España tras los atentados yihadistas del 11 de septiembre de 2001.

Para Aznar, los problemas del terrorismo en el mundo no están superados, como muestran los atentados en cadena en Francia o el problema del Dáesh, «ni mucho menos resuelto», por una «defensa continua y cotidiana de la libertad es muy importante».

Para el expresidente del Gobierno, el 11-S implicó que el terrorismo dejase de verse como una cuestión doméstica o local y se concibiese como un problema global. España había recibido del exmandatario estadounidense George Bush «solidaridad y apoyo» en la lucha contra ETA y respondió con «solidaridad», ha apuntado Aznar para defender el papel de España en la guerra de Irak.

El 11-S supuso, a juicio de Aznar, combatir el terrorismo no solo en las fronteras sino fuera, una dimensión que podría cambiar en función de las decisiones de la administración de Biden “respecto al mantenimiento del orden liberal internacional con la amenaza del terrorismo y con menos presencia del garantizador del orden”.

El Gobierno afgano y los talibanes negocian un alto al fuego desde septiembre, en un proceso que no se ha traducido en una reducción de la violencia en territorio afgano, donde la próxima retirada de 2.000 soldados estadounidenses dejará a las fuerzas internacionales en menos de 10.000 efectivos, frente a los 150.000 con los que contaba en 2011.

 

Relacionados

spot_img

Colaboradores