domingo, abril 18, 2021

Irán urge a EE.UU. a detener su «terrorismo económico» si quiere dar opción al diálogo

Rohaní matizó que el acuerdo nuclear en sí no es renegociable y que las eventuales conversaciones se mantendrán en el marco del JCPOA del que EE.UU. se retiró

El presidente iraní, Hasan Rohaní, urgió este miércoles a Estados Unidos a eliminar las sanciones impuestas al país persa si realmente quiere dar opción al diálogo para salvar el acuerdo nuclear de 2015, con el que, aseguró, Teherán está «comprometido».

«La nueva Administración de EE.UU. debe detener de inmediato las operaciones terroristas económicas. Luego, se abrirá el camino y nos sentaremos juntos y también hablaremos», dijo el mandatario durante la reunión semanal del gabinete.

Rohaní matizó, no obstante, que el acuerdo nuclear en sí no es renegociable y que las eventuales conversaciones se mantendrán en el marco del pacto, conocido como JCPOA en su siglas en inglés, del que EE.UU. se retiró en 2018.

«Hemos reducido nuestras obligaciones, pero aún estamos comprometidos con el JCPOA y tratamos de protegerlo», aseveró en su discurso, publicado por la Presidencia iraní.

El alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, ha propuesto que EE.UU. acuda como invitado a una reunión informal con Irán y los otros signatarios del pacto nuclear (Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), una opción que Teherán está revisando.

La nueva Administración estadounidense de Joe Biden tiene voluntad de regresar al JCPOA pero exige que Irán cumpla con sus obligaciones, mientras que Teherán considera que Washington debe dar el primer paso y levantar las sanciones.

El contencioso nuclear se encuentra en un punto álgido debido a que el martes Irán suspendió la aplicación voluntaria del Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación nuclear (TNP), que permite acceso sin previo aviso a los inspectores de la agencia atómica de la ONU a cualquier instalación nuclear de Irán, civil o militar.

- Publicidad -

Artículos relacionados

Hacia una tiranía colectivista

Clara Campoamor, ¿fascista?

Sánchez, el iluminado