miércoles, agosto 4, 2021

Irán mitigará el recorte de acceso internacional a sus instalaciones nucleares

El acuerdo, logrado por la OIEA, pretende dar a Estados Unidos e Irán tiempo para integrarse plenamente en el acuerdo nuclear de 2015

Irán y el OIEA cerraron este domingo un acuerdo interino de verificación del programa nuclear iraní para mitigar el anunciado recorte del acceso que Teherán le concederá a la agencia atómica de la ONU a partir de la semana que viene.

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, anunció a su regreso a Viena, tras dos días de «intensas negociaciones» en la capital iraní, un «acuerdo bilateral» por un período de tres meses.

La intención es dar a Estados Unidos e Irán tiempo para llegar a un acuerdo para integrarse plenamente en el acuerdo nuclear de 2015, conocido como JCPOA, por sus siglas en inglés.

Protocolo adicional

El anterior presidente de EE.UU., Donald Trump, abandonó en 2018 el JCPOA, mientras Irán empezó en 2019 a violarlo de forma gradual. El último y más importante incumplimiento es una ley adoptada por el Parlamento de Irán que exige a partir del próximo martes reducir sustancialmente el acceso del OIEA al programa nuclear iraní y con ello su capacidad de verificación.

Concretamente, se suspende la aplicación voluntaria del llamado «protocolo adicional» del Tratado de No Proliferación de armas nucleares (TNP), que concede a los inspectores del OIEA acceso libre a cualquier sitio en Irán, sin aviso previo.

«Tendremos menos acceso (que hasta ahora), hay que ser honestos, pero retenemos suficiente acceso«, aseguró Grossi en declaraciones a la prensa en el aeropuerto de la capital austríaca.

Destacó, además, que «la ley existe y será implementada», lo que significa que «el protocolo adicional será suspendido». «Sin embargo, acordamos un acuerdo específico bilateral para puentear ese período lo mejor posible sin perder la necesaria capacidad de verificación«, resumió Grossi.

Llenar el vacío

«Tenemos que ser honestos, lo que hemos acordado es algo que fiable, útil para llenar el vacío que tenemos ahora. Pero claro, para una situación estable y sostenible se necesitará una negociación política, lo que no es mi asunto», concluyó Grossi.

En ese sentido expresó su esperanza en que Estados Unidos e Irán puedan llegar en el futuro próximo a un entendimiento para que ambos vuelvan a cumplir plenamente el JCPOA. El nuevo presidente de EE.UU., el demócrata Joe Biden, desea regresar al tratado nuclear de 2015 pero exige primero que Irán cumpla de nuevo todas sus reglas.

Irán, por su parte, dice que solo dará marcha atrás a sus violaciones del JCPOA una vez que EE.UU. levante sus sanciones, sobre todo el embargo petrolero que ha golpeado duramente a su economía.

Evitar un punto muerto

Grossi se reunió el sábado y domingo con el jefe de la Agencia Iraní de Energía Atómica, Alí Akbar Salehí, y el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, los dos principales negociadores nucleares de Irán.

«Hemos reducido el nivel de nuestro compromiso (bajo el JCPOA) pero siempre hemos dicho que es reversible. En el momento en que [los estadounidenses] vuelvan a un total cumplimiento, nosotros volveremos a un total cumplimiento», aseguró Zarif este domingo en la televisión estatal en inglés Press TV.

La suspensión del Protocolo Adicional está establecida en una ley aprobada en diciembre pasado por el Parlamento iraní, dominado por los conservadores, que obliga a llevar a cabo este paso si antes del próximo día 23 no se alivian las sanciones.

Antes de su reunión con Grossi, Zarif señaló hoy que iban a hablar sobre cómo «respetar» la citada ley del Parlamento iraní y al mismo tiempo «no crear un punto muerto».

El objetivo es que el director del OIEA «pueda continuar sus obligaciones de mostrar que nuestro programa nuclear es pacífico», según el jefe de la diplomacia iraní, quien reiteró que su país «no tiene nada que ocultar y no busca desarrollar armas nucleares».

Según Zarif, desde la llegada de Biden a la Casa Blanca «nada ha cambiado» y «en la práctica está siguiendo esa misma política» diseñada por Trump. «EE.UU. es adicto a las sanciones, a las presiones y a la intimidación», aseguró el ministro iraní en Press TV.

Hace dos días, Biden aseguró que está dispuesto a «negociar» con Irán y el resto de países del acuerdo (China, Rusia, Alemania, Francia y Reino Unido) y que también es necesario que se afronten «las actividades desestabilizadoras» de Teherán en Oriente Medio.

La Unión Europea, que coordina a las partes del JCPOA, ha invitado a EE.UU. a una reunión informal con Irán y a los demás firmantes del JCPOA para salvar el pacto, una iniciativa calificada por Teherán como «ambigua».

Artículos relacionados