lunes, abril 19, 2021

Irán: la retirada de una resolución en el OIEA mantiene abierta la vía diplomática

El portavoz de Exteriores asegura que esta resolución se logró gracias a los «intensos esfuerzos diplomáticos» y a «la cooperación de China y Rusia» que rechazaron la propuesta al considerarla «contraproducente»

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán aplaudió este jueves la retirada de una resolución crítica con su país en la Junta de Gobernadores del OIEA y aseguró que este paso es «una oportunidad» que favorece «el camino de la diplomacia».

«El acontecimiento de hoy puede mantener el camino de la diplomacia abierto por Irán y el OIEA, y preparar las bases para la plena implementación de los compromisos de todas las partes con el JCPOA», afirmó el portavoz de Exteriores, Said Jatibzadeh.

El portavoz expresó su esperanza de que todos los miembros del acuerdo, firmado entre Irán y seis potencias (EE.UU., Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania), aunque Washington lo abandonó en 2018, «puedan aprovechar esta oportunidad«.

Jatibzadeh añadió que la retirada de la resolución, promovida por Reino Unido, Francia y Alemania, se logró gracias «intensos esfuerzos diplomáticos» y a «la cooperación de China y Rusia», que rechazaron desde el inicio la propuesta al considerarla «contraproducente» en estos momentos.

La propuesta de resolución, apoyada por EE.UU., condenaba a Irán por no responder a las persistentes preguntas del OIEA sobre el origen de partículas nucleares en sitios no declarados como atómicos y exigía un retorno «inmediato» a todas las inspecciones en Irán, limitadas desde el pasado 23 de febrero.

En un intento de evitar más tensiones, el director del organismo nuclear, Rafael Grossi, anunció que ha llegado a un acuerdo con Teherán para iniciar a partir de abril lo que calificó como un «análisis enfocado» para esclarecer las dudas que existen sobre pasadas actividades nucleares iraníes.

Irán empezó a incumplir sus compromisos del JCPOA en mayo de 2019, un año después de que el entonces presidente de EE.UU., Donald Trump, se retirara del pacto e impusiera sanciones al país.

La última medida de represalia fue suspender el pasado 23 de febrero la aplicación voluntaria del llamado Protocolo Adicional, que permite las inspecciones del OIEA sin previo aviso a cualquier instalación nuclear iraní, civil o militar.

Esta limitación de las inspecciones quedó, no obstante, mitigada por un acuerdo bilateral técnico alcanzado a última hora entre Irán y la agencia de la ONU para garantizar la necesaria verificación del programa nuclear persa.

Teherán había amenazado con reducir más aún su cooperación con el OIEA en caso de un texto condenatorio en la Junta de Gobernadores de esta semana.

Antes de conocerse la retirada de la resolución, el presidente iraní, Hasan Rohaní, advirtió este jueves que la agencia atómica de la ONU «no es lugar para el juego político» y aconsejó a los tres países europeos que no siguieran adelante con la resolución.

Irán exige que EE.UU. elimine sus sanciones para volver a sus obligaciones bajo el JCPOA, mientras la nueva Administración estadounidense de Joe Biden pone como condición para regresar al acuerdo que Teherán cumpla primero sus compromisos.

- Publicidad -

Artículos relacionados

Hacia una tiranía colectivista

Clara Campoamor, ¿fascista?

Sánchez, el iluminado