lunes, octubre 3, 2022
lunes, octubre 3, 2022

Interior sigue trasladando presos de ETA: 12 etarras más son acercados a cárceles del País Vasco

Esta decisión ha sido muy criticada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo, que ha denunciado que «tan sólo quedan 50 presos» de ETA fuera del País Vasco y Navarra

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha acordado el traslado a cárceles del País Vasco de otros doce presos de la banda terrorista ETA, incluidos dos condenados por los asesinatos del dirigente socialista Fernando Buesa y del empresario vasco Ignacio Uría.

Son Diego Ugarte López de Arcaute e Iurgi Garitagoitia, respectivamente. El primero será trasladado desde el centro leonés de Mansilla de las Mulas y el segundo desde la prisión de Logroño, según informa el Ministerio del Interior. Ambos cumplen largas condenas que llegarán a su tercera parte en 2027 y en 2033, respectivamente.

La decisión del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska ha sido muy criticada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), que ha denunciado en un comunicado que «tan sólo quedan 50 presos» de ETA fuera del País Vasco y Navarra, y ha cuestionado que Interior acuerde estos traslados «aprovechando» las vacaciones, cuando hay «menos ruido mediático».

Según sus cálculos, el 70% de los presos de la banda terrorista cumplen condena en prisiones de dichas comunidades autónomas.

Además de los dos citados presos de ETA, Interior también ha dispuesto el traslado de Juan Carlos Besance, condenado por el asesinato del concejal de UPN en Leiza (Navarra) José Javier Múgica, y por intentar asesinar al exconsejero socialista vasco de Justicia y Educación de Jose Ramón Rekalde, que será trasladado desde la cárcel de Dueñas (Palencia).

También figuran Zigor Bravo Saez de Urabain, condenado entre otras acciones por el asesinato del funcionario de prisiones Máximo Casado, hasta ahora en el centro penitenciario de Soria; y Ángel María Tellería, arrestado hace cinco años en México donde llevaba décadas residiendo, por el asesinato a tiros de la inspectora de policía María Josefa García en de Zarauz (Guipúzcoa), en 1981.

Sus nombres se suman al de Alicia Lucía Sáez de la Cuesta, condenada por el asesinato del guardia civil Alfonso Parada, y Mikel Xabier Ayensa, sentenciado por el del concejal de UPN Tomás Caballero, que serán trasladados desde Logroño.

De Burgos serán conducidos hasta una cárcel vasca Aitor García Aliaga, condenado por los atentados en los que murieron un general y un policía en 2001 en Madrid, y Mánex Zubiaga, que cumple castigo por participar en el atentado de 2001 en el que una veintena de personas resultaron heridas tras la explosión de un coche-bomba en el parking de la Plaza de Colón, en Madrid, y por el perpetrado contra el director general de la Policía Científica, Juan Junquera González, el mismo año.

Interior también ha acordado el traslado de la pareja Itziar Alberdi y Juan Jesús Narváez Goñi, extraditados en 2014 por México, donde ambos residían fugados con sus hijos desde hacía 22 años. Ambos alcanzarán las tres cuartas partes de sus condenas en 2029.

Por último, Íñigo Vallejo será trasladado desde el centro cántabro de El Dueso, donde cumple condena por, entre otras acciones, haber dispuesto los explosivos para llevar a cabo una «campaña de atentados» en Sevilla con motivo del Consejo Europeo que se celebró el 21 y el 22 de junio de 2002.

Fuente: EFE

Relacionados

Absuelven al exjefe de ETA Txeroki de un atentado en Bilbao en 2002 por falta de pruebas

La Fiscalía pedía para Txeroki una condena de 32 años de cárcel por este atentado, que causó heridos de carácter leve y múltiples daños materiales

Sortu llama a luchar en la calle y las instituciones por la «liberación de Euskal Herria»

La formación abertzale llama a "dar un salto" y "parar a las derechas reaccionarias"

Vox critica a Marlaska por relacionar el acercamiento de presos de ETA con evitar la exclusión social

Vox defiende que no hay que "facilitar la vida" a terroristas que todavía no han ayudado a esclarecer cientos de muertes que han hecho "llorar a España"
spot_img

Colaboradores