martes, junio 28, 2022

Imagen inédita: la prohibición de trabajar a los no vacunados en Italia afecta incluso a algunos diputados

La medida de las tres dosis obligatorias de la vacuna para mayores de 50 años entró en vigor este martes en el país transalpino

Algunos diputados italianos se han manifestado a las puertas del Parlamento para denunciar que no pueden acudir a su puesto de trabajo ante la imposición de la nueva norma que exige la triple dosis de la vacuna para los mayores de 50 años, que entró en vigor este martes en Italia.

Así, los trabajadores denuncian que ni siquiera pueden votar en contra del decreto que establece la norma ya que no pueden acceder a su puesto de trabajo, en el que si no presentan el certificado serán considerados en un primer momento «ausente justificado» y no percibirán el sueldo, pero podrán ser sancionados de empleo y sueldo si la ausencia se prolonga durante más de 4 días. Se exponen a una multa de entre 600 y 1.500 euros y también serán sancionados los responsables de sus empresas, con entre 400 y 1.000 euros.

El certificado sanitario reforzado se obtiene después de la segunda dosis de la vacuna y es válido seis meses, hasta que es necesario el refuerzo, y después su validez es ilimitada. También se obtiene durante los seis meses después de haber superado la enfermedad, tras los cuales es obligatorio inocularse una primera dosis.

De los 8,8 millones de trabajadores en Italia que superan esta franja de edad, unas 600.000 personas podrían quedarse sin sueldo a causa de esta polémica medida, impuesta por el Gobierno y que será valida hasta el próximo 15 de junio.

Artículos relacionados